Economía

El FMI alerta de que la deuda mundial se sitúa en máximos históricos

Este hecho «podría frustrar la frágil recuperación económica», según la institución

Christine Lagarde, directora gerente del FMI
Christine Lagarde, directora gerente del FMI - AFP
EUROPA PRESS Washington - Actualizado: Guardado en:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido este miércoles de que la deuda global no financiera, aquella que incluye la deuda pública, la de los hogares y la de las empresas no financieras, ha alcanzado los 152 billones de dólares, lo que representa un 225% del PIB mundial y supone su nivel máximo histórico, "lo que podría frustrar la frágil recuperación económica".

Así se desprende del informe 'Fiscal Monitor' del FMI, que estima que dos tercios del total de la deuda corresponden al sector privado (100 billones de dólares), por lo que alerta de que las crisis financieras están asociadas con niveles "excesivos de deuda privada" y añade que entrar en crisis en una posición fiscal débil "exacerba la profundidad y la duración de la consiguiente recesión".

"La razón es que la falta de defensas fiscales antes de la crisis perjudica significativamente la capacidad para implantar una política fiscal contracíclica", explica la institución dirigida por Christine Lagarde, que recomienda afianzar las cuentas públicas y supervisar de forma "estricta" la deuda privada en los procesos de crecimiento económico.

Así, la institución dirigida por Christine Lagarde señala que los elevados niveles de deuda podrían "truncar la frágil recuperación económica". "La mera magnitud de la deuda podría constituir la antesala de un proceso sin precedentes de desapalancamiento del sector privado, capaz de truncar la frágil recuperación económica", asegura.

En su análisis, el FMI señala que los altos niveles de deuda también se están observando en algunas economías emergentes de importancia sistémica, particularmente en China. "Las condiciones financieras más favorables han dado lugar a un fuerte aumento del endeudamiento de las empresas no financieras en el sector privado en unos pocos mercados emergentes", aunque posteriormente defiende que la política monetaria debe seguir siendo "expansiva" en los países donde la inflación todavía permanece muy por debajo de los objetivos de los bancos centrales.

Respecto a la deuda pública de las economías avanzadas, el FMI explica que los rescates bancarios han sido una de las causas principales de que la deuda del sector privado se haya transferido al sector público. "El efecto más inmediato a menudo proviene de la utilización de recursos fiscales para sanear los balances de los bancos, lo que puede aumentar significativamente los niveles de deuda pública, como ilustran los recientes casos de Irlanda y España".

Incentivos

Entre sus medidas para rebajar los niveles de deuda, el fondo recomienda "proporcionar incentivos" para que los bancos reconozcan las pérdidas y facilitar el saneamiento de los balances financieros. "Las políticas estructurales también pueden mejorar las restricciones presupuestarias intertemporales al elevar el crecimiento potencial", añade.

Asimismo, la institución contempla que en los casos en que los problemas no hayan migrado al sector bancario, se puede incentivar el saneamiento mediante intervenciones fiscales, en forma de programas patrocinados por los gobiernos para reestructurar la deuda privada, que podrían incluir medidas como subsidios para que los acreedores alarguen los vencimientos, garantías, préstamos directos y empresas de gestión de activos, contando con el respaldo de procedimientos "sólidos" de insolvencia y de quiebra.

No obstante, el director de asuntos fiscales del FMI, Vitor Gaspar, ha señalado en rueda de prensa que los niveles de deuda son "muy dispares" de unos países a otros, por lo que ha reconocido que "no hay una solución única" que funciones para todos ellos.

Preguntado por el entorno actual de bajos tipos de interés, que según el FMI, han influido en la acumulación de deuda en los países emergentes, Gaspar ha reiterado la necesidad de aplicar "una estrategia" para cuando "se normalice" la política monetaria.

Asimismo, el director adjunto de asuntos fiscales del organismo, Abdelhak Senhadji, ha subrayado que para reducir los niveles de deuda es necesario incrementar el crecimiento nominal de la economía. "Para ello se necesita más expansión fiscal", ha concluido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios