Economía

Aldi se mete a competir con Amazon

A partir del 20 de octubre, la cadena de supermercados comercializará e-books en Alemania

Con esta decisión, Aldi da un insospechado y estimulante cruce de sectores
Con esta decisión, Aldi da un insospechado y estimulante cruce de sectores - Valerio Merino
Rosalía Sánchez Corresponsal En Berlín - Actualizado: Guardado en:

La cadena alemana de supermercados Aldi se lanza al negocio ocio-cultural digital y anuncia que a partir del 20 de octubre ofrecerá a sus clientes una librería para e-books con un fondo de un millón de libros. Como soporte, ofrece su propia tableta con función e-Book Reader por 129 euros y regalará 3.000 de estos aparatos a sus primeros clientes, además de 10 euros en compras y dos meses de música online gratuita para todos los usuarios. La fecha de lanzamiento es el 20 de octubre y, si funciona, abrirá una brecha de mercado en la que da un insospechado y estimulante cruce de sectores.

Aldi había hecho previamente un experimento, comercializando audiolibros de Napster por un precio inferior. La experiencia proporcionó «know how» a la marca y el resultado fue lo suficientemente bueno como para lanzarse a este nuevo objetivo: competir con Amazon. El precio de sus libros digitales no ha sido todavía desvelado, pero fuentes del sector consideran que desde los 6 ó 7 euros por título estaría obteniendo ya un margen de negocio más que respetable.

Akemania es un país muy lector: el 67% lee libros con regularidad y uno de cada cuatro posee un libro electrónico

Su aplicación estará disponible en Android y en iOS y promete una tableta Medion E6912 (106 x 197 x 8,9 mm / 275 g) con una pantalla de 1.280 x 720 Pixel de resolución y un procesador Quad-Core 1,3 GHz con 8 GB de capacidad interna. Con estos mimbres, Aldi espera abrir un nuevo nicho de negocio en el país de la imprenta. Los responsables del proyecto subrayan que cuentan con obras clásicas y con los más recientes superventas, así como alrededor de 30.000 libros infantiles y un amplio abanico de textos en inglés. También tienen grandes esperanzas puestas en la saga de Harry Potter, así como en las obras de autores famosos como Jojo Moyes, Frank Schätzing y Charlotte Link.

Aldi Life cuenta con la complicidad de todos los editores alemanes, que en un mercado bastante activo y controlado por Tolino y Amazon, parecen haber encontrado en la popular marca alemana su distribuidor nacional de confianza. Esto le permite ofrecer un catálogo de libros muy competente en un país de lectores.

Unos 49 millones de alemanes, más de la mitad de la población, sigue leyendo regularmente algún periódico diario, medio considerado fiable por el 87% de ellos. El 67% de los alemanes lee libros con regularidad. Ya en 2012, la Universidad de Hamburgo, constataba que uno de cada cuatro alemanes posee un libro electrónico. Tan solo en los primeros seis meses de ese año se descargaron 4,6 millones de e-books en Alemania, tantos como en todo el año anterior. Y desde entonces la progresión es geométrica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios