Economía

Los acusados por las tarjetas «black» denuncian que Bankia obtuvo sus datos de forma ilegal

Rato, Blesa y los otros 63 ex directivos sentados en el banquillo tratan de expulsar a Bankia y el FROB del juicio en la primera sesión

Vídeo: Blesa y Rato, recibidos con insultos a su llegada a la Audiencia - DE SAN BERNARDO
LUIS P. ARECHEDERRA / MONCHO VELOSO Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los 65 exdirectivos de Caja Madrid y Bankia sentados en el banquillo por el uso de las tarjetas "black" han comenzado el juicio alegando que ni parte de la acusación –BFA-Bankia y el FROB– ni las pruebas –la lista de los gastos irregulares con esas Visas– son válidas. Las defesas de Miguel Blesa, Rodrigo Rato y los demás acusados están defendiendo en las cuestiones previas del proceso que la entidad financiera, cuya actual dirección desveló el caso, vulneró el derecho a la intimidad al obtener y difundir esos datos de sus cargos con las tarjetas opacas.

En la misma línea, algunas letrados han añadido que la prueba material de esos gastos, un archivo Excel que numera los importes cargados por cada ex alto cargo del grupo financiero, no está respaldado por una fuente legítima. "Bankia no ha aportado ningún documento que acredite de dónde ha obtenido esos datos de forma fidedigna", ha dicho la abogada de Rodolfo Benito y Juan José Azcona. "El Excel incluye datos falsos", ha llegado a decir el letrado defensor de Gonzalo Martín Pascual y José María Arteta. Con esta petición las defensas tratan de anular la prueba principal y, por tanto, el proceso en sí.

La otra estrategia de los letrados en esta primera sesión de cuestiones previas –cuestiones de forma previas al análisis de los hechos enjuiciados– es tratar de expulsar del caso a BFA-Bankia y al FROB, presentes como acusación. Para ello, los abogados alegan que los gastos cargados a Caja Madrid no perjudicaban a Bankia. Sostienen que a pesar de la fusión de la entidad madrileña en Bankia, aquella seguía existiendo como Fundación y eran sus cuentas las que soportaban esos gastos personales.

Estas han sido algunas de las cuestiones previas planteadas por los abogados de los acusados en la primera sesión del juicio por el uso de las tarjetas “black”. Con estas peticiones, los letrados buscan anular el inicio de la vista o conseguir ventajas para sus representados. El tribunal puede suspender el juicio y decidir sobre estas cuestiones o no mojarse sobre estas ellas hasta la sentencia, lo previsible.

Los 65 acusados llegaron a la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, en la que se celebran los macrojuicios, antes de las 10.00 horas, la hora prevista para el inicio de la vista oral. Un grupo de veinte preferentistas esperaban el desfile de los antiguos consejeros de Cada Madrid y Bankia para increparles. “La Bankia, la Bankia, la puta de la Bankia, la madre que la parió.. Yo tenía un dinero y la Bankia lo robó”, cantaban de vez en cuando, entre otras variadas consignas. La Policía tuvo que frenarles cuando se lanzaron directos a increpar a Blesa.

El expresidente de Caja Madrid entre 1996 y 2010 llegó a las 09.10 horas, acompañado por su abogado; mientras que su sucesor Rato apuró más y se acreditó a las 09.40. El exvicepresidente del Gobierno pasó más desaparcido al cruzar la puerta de la Audiencia Nacional, disimulado entre otros acusados.

La Fiscalía Anticorrupción señala a ambos expresidentes como los responsables del esquema ilegal de emisión y uso de las tarjetas “black”, junto al ex director financiero de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj. Pide para Blesa seis años de cárcel y cuatro y medio para Rato por un delito de apropiación indebida. Los acusados defienden que las Visas eran parte de su salario: una especie de complemento retributivo y que podían usarlas, por ello, para sus caprichos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios