Jornada de huelga en Cataluña
Jornada de huelga en Cataluña - EFE

Un 23,2% de españoles de fuera de Cataluña asegura haber dejado de comprar productos catalanes

La reputación de las compañías que han optado por mantener su sede en Cataluña se ve afectada negativamente a nivel nacional, según un estudio

MADRIDActualizado:

La tensión independentista ha tenido un impacto relevante en el contexto de negocio de las compañías catalanas. Las consecuencias negativas en la reputación de estas compañías está afectando a los principales indicadores económicos en el corto y medio plazo, tal y como se desprende del «Informe sobre el impacto del desafío independentista en la reputación de las empresas catalanas» elaborado por Reputation Institute.

En esta línea, la tensión independentista ya ha modificado en parte los patrones de consumo a nivel nacional, en base a una encuesta realizada a 1.150 ciudadanos del 24 al 30 de octubre. De acuerdo con los resultados del estudio, el 23,2% de los españoles residentes fuera de Cataluña declara haber dejado de comprar productos de procedencia catalana y otro 20,9% señala que no ha dejado de hacerlo, pero se plantea hacerlo en el futuro.

Esta situación ha llevado a algunas empresas catalanas a tomar medidas para limitar el impacto del movimiento independentista, entre las que se encuentran fundamentalmente el cambio de sede social. Estas decisiones han contado con un amplio respaldo en el país (77%) ya que se interpreta que responden a la necesidad de asegurar el correcto funcionamiento de las compañías en cualquiera de los potenciales escenarios.

Por contra, la reputación de las compañías que han optado por mantener su sede en Cataluña se ve afectada negativamente a nivel nacional (exceptuando Cataluña, Baleares y Comunidad Valenciana). Esto es consistente con la caída de los comportamientos de apoyo que reciben estas compañías, específicamente en intención de compra (-3,2) y confianza (-3,4). Por el contrario, aquellas empresas que han cambiado su sede fiscal o social se han vuelto más atractivas para invertir (3,2).

«El estudio nos permite afirmar que el desafío independentista está afectando a la economía española por su potencial impacto en sus perspectivas de crecimiento y en la economía catalana. También por la incertidumbre ante la materialización de un escenario independentista, y en las empresas que desarrollan su actividad en Cataluña, que han tenido que adaptar su estrategia de negocio» afirma en una nota de prensa Enrique Jonhson, Mananing Director de Reputation Institute.

Por su parte, el 47% de los catalanes afirmna estar muy en desacuerdo con el cambio de sede de las empresas catalanas frente al 38,3% que sí lo aprueba. De este modo, las compañías que se han trasladado han perdido hasta 8,4 puntos de reputación en Cataluña.

«En el universo catalán la polarización en aspectos claves es prácticamente una constante siendo un reflejo de la sociedad catalana hoy en día. Las principales tendencias sociales de opinión se ven reflejadas en la percepción que tiene la sociedad catalana sobre la gestión de las empresas frente al desafío independentista». añade Jonhson.

Hasta ahora, un total de 2.216 compañías han decidido trasladar sus domicilios sociales, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España. En el estudio se analizan 41 compañías catalanas o con gran vinculación con la región, entre las que figuran Abertis, Caixabank, Danone, Freixenet, Gas Natural Fenosa, Bimbo, Seat o Volkswagen, entre otras.