Volvo Ocean Race

Nuevo sistema de puntuación para fomentar estrategias arriesgadas

Diseñado para abrir la competición One Design (monotipo) increíblemente igualada y dar a los equipos un incentivo que permita separar a la flota más a menudo

Nuevo sistema de puntuación para fomentar estrategias arriesgadas

La Volvo Ocean Race pretende revolucionar el sistema de puntuación en 2017-18 para fomentar la toma de riesgos estratégicos por parte de los equipos y dar una recompensa adicional a quienes tengan un rendimiento mejor en las dos etapas del Océano Sur y en la última etapa oceánica de la regata, el cruce del Atlántico Norte desde Newport (Estados Unidos) hasta Cardiff (Reino Unido).

Las nuevas reglas establecen:

- La puntuación cambia a un sistema que premia a quien consiga más puntos

- Las dos etapas del Océano Sur – desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) a Hong Kong, y desde Auckland (Nueva Zelanda) a Itajaí (Brasil), además de la etapa del Atlántico Norte cerca del final de la regata, desde Newport a Cardiff - puntuarán el doble

- El ganador de cada de una las etapas sumará un punto de bonificación (10 puntos por una victoria, 8 por un segundo puesto, 7 por un tercero, etc)

- Habrá un punto de bonificación para el primer equipo que doble Cabo de Hornos en un guiño al mítico significado de este punto decisivo para la regata

- Las regatas In-Port (costeras) seguirán sirviendo para desempatar entre los equipos que, como en la pasada edición, acaben empatados a puntos al final en La Haya (Holanda)

Los cambios en la puntuación son los primeros confirmados de una serie de opciones que está considerando la dirección de la regata.

“Uno de los aspectos más fantásticos de cambiar al One Design (monotipo) en 2014-15 fue que tuvimos una competición extraordinariamente igualada durante todo el trayecto alrededor del mundo - pero también hubo una cierta mentalidad ‘de borregos’, sin nadie que quisiera realmente desmarcarse de la flota por miedo a quedarse atrás, y solo querían quedarse en la media”, explicó Mark Turner, director general de la regata.

“Necesitamos hacer algo para fomentar la toma de riesgos estratégicos. Estamos modificando el sistema de puntuación, pero también estamos considerando asuntos como que haya ‘apagones’ en las posiciones, para que los equipos puedan entrar en modo ‘sigilo’, y en la provisión de datos meteorológicos, con lo que los navegantes necesitarán utilizar más su propio juicio en ciertas ocasiones”.

Charles Caudrelier, que patroneó el Dongfeng Race Team en 2014-15, comentó: “Pienso que esos puntos de bonificación podrían ser interesantes. Es bueno tener un punto de bonificación por doblar primero Cabo de Hornos, ya que hay veces que lideras parte de la etapa y caes porque al final de la competición hay una caída del viento, y no te lo mereces".

“El modo ‘sigilo’ podría ser interesante, y el apagón de la meteorología es algo que hemos hecho en otras regatas. Sí, puede ser, podría ser bueno si eligen un momento importante para detener los partes, pero realmente no creo que lo cambie mucho”.

Como la edición de 2014-15, las regatas In-Port (costeras) se puntuarán de forma separada y se utilizarán para romper cualquier empate en la clasificación final.

La regata comenazrá en Alicante en octubre de 2017 y llevará a los equipos a recorrer 45.000 millas náuticas alrededor del planeta, incluyendo el triple de millas en el Océno Sur que en la última edición, en su ruta hacia la llegada en La Haya ocho meses después.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios