Vela aventura

Encuentro de Gaetano Mura y Jean Le Cam en el Atlántico Sur

Animada charla en medio del océano, Mura con su “Italia” a por el récord vuelta al mundo de Class 40; y Le Cam que compite en la Vendée con el OPEN 60 “Finistère Mer Vent”

En el paralelo 26° Sur del océano Atlántico, en medio de la nada, en el vigésimo sexto día de navegación en solitario, Gaetano Mura intentaba olisquear vientos más intensos en su ruta hacia cabo de Buena Esperanza con su Class 40 “Italia”; con el que pretende logar un nuevo récord vuelta al mundo a vela en solitario. Y en el horizonte ve un triángulo antes de anochecer, poco a poco la imagen se hace más grande hasta que reconoce un OPEN 60 con el nombre: “Finistère Mer Vent”, el de Jean Le Cam; que participa en la vuelta al mundo Vendée.

“Ha sido una noche bastante dura pero excepcional al mismo tiempo, estaba de alguna manera olisqueándolo en el aire y esperaba algo parecido cuando, justo antes de la puesta del sol, una forma triangular se materializó a lo lejos. Lo vi con mis prismáticos. Es el Finistère Mer Vent, el Imoca 60 en la novena posición de la Vendeè Globe, patroneado por una leyenda como es Jean Le Cam, también conocido como el Rey. El solitario que ha ganado en tres ocasiones la regata Le Figaro, que ahora está compitiendo en su cuarta Vendée Globe, entre todos los patrones que me podría haber encontrado estos días es el más carismático de todos “, escribió Gaetano Mura desde a bordo del “Italia”.

“Después de tantos días de soledad en el mar, sin ver un solo barco, ver que la forma en el horizonte era muy emocionante… Ha sido una ocasión muy especial, justo en medio del Atlántico Sur, el encuentro con una leyenda de la vela, hablamos vía radio. Jean me dijo que estaba viendo el “Italia” en su AIS, mientras yo no podía porque mi mástil y la antena es mucho más corta, hablamos del tiempo y de mi desafío. “Nos vamos a quedar compañía esta noche”, me dijo. A medida que el viento cayó a casi nada, luchamos durante horas, tratando de conseguir ese pequeño soplo de viento. La negrura de la noche sólo fue interrumpida, a veces, por nuestras linternas en las velas. Nuestras rutas divergieron, en un intento de seguir el aire movedizo…. Buenos vientos y buena suerte Jean, le dije y me respondió: “¡Que tengas una bonita vuelta al mundo!”.

Ya es difícil que sucediese, pero tanto Gaetano Mura como Jean Le Cam seguro que no lo olvidaran. Mura espera alcanzar cabo de Buena Esperanza el día 1 o 2 de diciembre. A partir de ese punto se inicia la ruta más difícil para él a bordo del Class 40 “Italia” por los mares australes hasta alcanzar cabo Hornos. En las aguas más meridionales, le tocará brear con los vientos rugientes y aullantes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios