Deportes - Vela oceánica

Colisión del “Sodebo Ultim”, probablemente contra un gran mamífero

A 30 nudos de velocidad, Thomas Coville informó a sus navegantes en tierra que el maxi trimarán había sufrido un fuerte golpe, desconectando la barra del timón de estribor

Sucedió el pasado lunes en aguas del océano Índico, a mil millas al sur de la isla de Madagascar, Thomas Coville navegaba a 30 nudos de velocidad con su “Sodebo Ultim” cuando sufrió un fuerte golpe. Inmediatamente informó a su equipo en tierra, difícilmente sus dedos podían teclear sobre el teclado del ordenador de a bordo por el incesante movimiento del barco, para decirle que bajaría el ritmo de velocidad del barco al objeto de intentar evaluar los daños, entre otras cosas había visto que se desconectó la barra de trasmisión del timón de estribor.

Difícil situación para Coville en los cuarenta rugientes, en solitario, con mar y viento racheado, con las herramientas necesarias, moviéndose a cuatro patas, para poder ponerse a horcajadas sobre la popa del flotador de estribor y volver a conectar la barra de trasmisión del timón.

Solucionado el problema, el barco volvió al ritmo de mantener una buena velocidad media, siempre por debajo de la máxima velocidad. “Lo importante, y difícil, es poder mantener una buena velocidad media con estas condiciones de viento inestable y mar”; comentó Thierry Douillard, uno de los miembros del equipo de navegantes en tierra que dirige Jean-Luc Nélias para ayudar a Thomas Coville a lograr su intento de récord vuelta al mundo en solitario con el “Sodebo Ultim”.

Está previsto que el “Sodebo Ultim” pase por el norte de las islas Kerguellen el jueves (sus singladuras son de 580 millas, y estas islas están a 800 millas hacia el este de su actual posición), para después encarar el siguiente tramo hacia el meridiano de cabo Leeuwin (Australia).

Después de 16 días de haber salido de Ouessant, el “Sodebo Ultim” sigue por delante de los números del actual récord en poder de Francis Joyon.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios