Swan Cup

Swan, para regatistas privilegiados

Constó de cuatro jornadas de competición por la incomparable Costa Esmeralda de Cerdeña

La Swan Cup 2016 constó de cuatro jornadas de competición por la incomparable Costa Esmeralda de Cerdeña, considerada por la comunidad de la vela como un auténtico santuario de la navegación. Con base en el Yacht Club Costa Smeralda, organizador y anfitrión desde la primera edición de 1980, el evento colmó las expectativas de todos los participantes, tanto en el campo de regatas como en tierra. Un viento excesivo obligó a suspender el penúltimo día de competición, dejando para la jornada final la resolución de todas las clases.

El Freya de Donald Macpherson se erigió campeón absoluto en clase Maxi, la categoría que reunía a los barcos de mayor eslora. El Swan 90s salía al agua el último día empatado a puntos con el Swan 80 Selene en la lucha por el título, que finalmente conseguiría tras firmar su tercera victoria parcial consecutiva de cuatro posibles. El Freya se benefició del viento más duro de la segunda mitad de la semana, como reconocía su armador: “Lo hicimos bien en cuanto entró el viento. Me siento abrumado por haber ganado la Swan Cup”.

El Swan 80 español Plis Play de Vicente García conseguiría arrebatarle la segunda posición al Selene en la manga decisiva (2-3-3-2), un magnífico resultado entre una potente flota en la que destacó la presencia de tres unidades del recién estrenado Swan 115s. El más nuevo de ellos era el Shamanna, que contó a bordo con el maltés Christian Ripard, cuádruple ganador de la Middle Sea Race: “Es muy nuevo y todavía estamos aprendiendo sobre el barco. Las cargas a bordo son muy significativas, así que tienes que ser muy meticuloso y cuidadoso en las maniobras. Ahí es donde resulta especialmente importante el trabajo en equipo, la comunicación y tener un equipo de popa muy experimentado. Se trata de saber anticiparse a lo que va a ocurrir”.

"Elena Nova", campeón del mundo

La flota de 16 monotipos Swan 45 disputó en la Swan Cup su campeonato del mundo 2016. La lucha por el cetro mundial contó con un destacado favorito desde el inicio de la semana: El alemán Elena Nova de Christian Plump, subcampeón en 2014, comenzaba el campeonato ganando las dos primeras mangas y lo finalizaba sumando cinco triunfos de ocho posibles. El campeón cerraba su tarjeta con 11 puntos de ventaja sobre el holandés Esthec de Rientz Willem Bol y nada menos que 18 sobre su archirrival y cuádruple campeón del mundo, el también alemán Earlybird de Hendrik Brandis. “Tuvimos buen ritmo durante toda la semana”, destacaría Christian Plump. “Los cinco barcos al frente estábamos muy parejos en velocidad, así que fue una cuestión de habilidad y táctica, y aquí en Porto Cervo siempre hay sorpresas con el viento. Nunca es predecible”.

El Swan 53 Music de James Blakemore se ha convertido en el primer barco que encadena la victoria en la Rolex Swan Cup de Porto Cervo y en su evento gemelo, la Swan Cup Caribbean, que se celebra en Virgin Gorda en años alternos. El equipo sudafricano no tuvo rival en clase Grand Prix, sumando cuatro triunfos de cuatro posibles en una clase que contó con el esperado debut de tres unidades del nuevo ClubSwan 50.

El ClubSwan 50 fue diseñado por el argentino afincado en valencia Juan Kouyoumdjian para conmemorar el cincuentenario de Nautor’s Swan. “Me siento muy honrado de formar parte del listado de diseñadores de Swan”, explicaba esta semana. “No tienes margen de error, el listón está realmente alto”. El estadounidense Ken Read, táctico a bordo del Cuordileone, explicaba sus sensaciones a bordo del nuevo monotipo. “Es el resultado de una fascinante colaboración entre Juan y Swan, nuevo mundo frente a cultura de navegación. El barco ha cumplido mis expectativas: es ligero, ágil, divertido y rápido”.

Tercer título para "Natalia"

El ClubSwan 42 Natalia rubricó una semana casi perfecta para alzar el título por tercera edición consecutiva. El barco armado y patroneado por la rumana Natalia Brailoiu dominó a sus nueve rivales con seis victorias en ocho mangas y un tercero como peor parcial. El español Pez de Abril de José María Meseguer logró un magnífico tercer puesto, a poco más de dos puntos del segundo, el británico Bewild de Renzo Grottesi.

De cara a la última jornada, la batalla por el triunfo de clase Mini Maxi se había reducido a dos aspirantes: el Swan 56 japonés Yasha, campeón de la última edición, y el Swan 601 francés Arobas. La corona se resolvió al desempate tras una dramática manga final en la que la segunda plaza del defensor del título no sería suficiente para anular la cuarta de su rival, cerrando sus casilleros empatados a diez puntos. Las dos victorias parciales logradas por el Arobas frente a ninguna de su rival decantaron la balanza del lado del equipo francés liderado por Gerard Logel.

El Swan 56 español Clem Primero de Pedro Amengual finalizó cuarto, a dos puntos del podio.

La clase Sparkman & Stephens (S&S) reunió a la flota más numerosa de esta Swan Cup, con 35 barcos construidos entre 1966 y principios de la década de 1980. Incluyó al primer Swan de la historia, el 36 pies Tarantella, y a otros ilustres miembros de la familia Nautor’s Swan, como los Swan 65, legendarios competidores oceánicos de su época.

Otro de los Swan 36 presentes fue el Josian, ganador en 1968 de la primera Middle Sea Race de mano del padre y el tío de Christian Ripard, quien se acercó al pantalán a visitarlo. “Está todavía muy bien conservado, impecable”, admitiría.

Los armadores de categoría S&S comparten la pasión por el mar y por la calidad intemporal, características inherentes al ADN de Nautor’s Swan. Los equipos se desplazaron a Porto Cervo desde lugares tan remotos como Sudamérica, de donde llegaban el chileno Martín Wescott y su familia, a bordo del Swan 57 Equinoccio, o el brasileño Riccardo Diomelli, armador del Swan 65 Une Joie de Vivre. “Yo soy fan de la tradición, y estos barcos tienen historia”, explicaba Diomelli. “Un Swan 65 como el mío ganó la primera Whitbread Round the World Race. Allá donde vayas, en cada puerto, todos los navegantes conocen la historia de los Swan 65”.

La flota S&S disputó cuatro pruebas, con victoria final para el Swan 48 británico Sleeper X de Jonty y Vicky Layfield. El Swan 65 español Libélula, de Plácido Arango, finalizó en novena posición.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios