52 Super Series

"Quantum Racing", tricampeón

El barco de Doug DeVos asegura el triunfo de la temporada y empata con "Azzurra" en la cabeza de la clasificación de la Egnos Cascáis Cup

"Quantum Racing", tricampeón

Uno más en el zurrón. Y van tres. El Quantum Racing certificó hoy en aguas de Cascáis el título de 2016 de 52 Super Series. El barco de la familia DeVos extiende su palmarés en la competición donde ya ganó las temporadas 2013 y 2014. Tres títulos de los cinco que lleva la categoría demuestran que el velero norteamericano es el proyecto más prolífico y rentable de la flota de TP52. Al llegar al pantalán no hubo más rastro de celebraciones más que alguna palmadita en la espalda. Es más, muchos de los regatistas ni tan siquiera sabían que sus dos terceras posiciones de hoy les daban ya el título definitivamente. Estaban a lo suyo: recogiendo velas, revisando winches o calibrando una y otra vez la electrónica.

Y, sobre todo, con la vista puesta en el siguiente objetivo de la temporada: ganar la Egnos Cascáis Cup. Ganar la que sería la séptima victoria consecutiva y cerrar el año 2016 con cinco triunfos, sin dejar que nadie haya tocado en ninguna regata lo más alto de podio. Su hegemonía es dictatorial, un auténtico rodillo.

Y toda la temporada se ha basado en los mismo que hoy: la consistencia. Nunca un mal resultado. Siempre en los puestos de arriba. Así es como se domina una regata con barcos tan igualados. Y vale la muestra de hoy. Azzurra había ganado las dos primeras mangas y hoy comenzó con un segundo puesto por delante del barco patroneado por Ed Baird. Pero en la segunda manga del día Azzurra pinchó, hizo un octavo mientras que Quantum repetía su tercera plaza. La aritmética cuenta mucho en 52 Super Series. Sumar lo menos posible es el camino más corto al olimpo. Azzurra ha hecho tres regatas de campeón y una de colista y ahora está empatado con Quantum en la primera plaza en Cascáis.

Aunque también muy cerca de ellos está el Sled de Takashi Okura quien a la chita callando está a sólo dos puntos de la cabeza demostrando que se llevan muy bien con los vientos ligeros de esta extraña Cascáis.

Hoy, la primera manga, de nuevo, hizo esperar a la flota. Los vientos flojos del oeste no invitaban a dar una salida y hubo que ‘flotar’ durante un buen rato. Al final con un viento muy muy ligero la prueba empezó con un fuera de línea de Rán Racing y de Sled. Los dos barcos tuvieron que penalizarse en la salida. Todo lo contrario que Azzurra, Quantum y Bronenosec que hicieron muy bien el trabajo inicial de la jornada.

En el primer paso por boya de barlovento fue el barco italoargentino el que pasó primero por ese compromiso que no lo era tanto en esta manga por lo flojo que soplaba el viento y que hacía mucho más sencillas las maniobras. Pero la decisión que decidió el ganador de la prueba fue la trasluchada de Quantum Racing, que había pasado tercero por la boya, que hizo reaccionar a Azzurra y se fue a marcarlo. Bronenosec se quedó en el lado izquierdo del campo de regatas y esa decisión fue la que le hizo llegar a la puerta de sotavento ya con una ventaja importante. Para Azzurra la batalla estaba con Quantum por lo que ir a marcarlo era la mejor decisión de cara a seguir luchando por la victoria en la Egnos Cascáis Cup.

Quien hizo una regata de auténtico mérito fue el Sled de Takashi Okura. El patrón japonés-estadounidense remontó desde la última posición de partida a la cuarta plaza. Los vientos ligeros le van muy bien al velero diseñado por Marcelino Botín como también demostró en la segunda manga del día.

La segunda manga de la jornada se dio con un poco más de viento. Unos ocho nudos, que tampoco hacen gala de las condiciones habituales de Cascáis. De nuevo en la salida fueron los mismos barcos que en la primera manga los que parecían dominar la flota. Sin embargo, la lucha que era a tres se quedó en dos porque Azzurra no acertó en el primer tramo. De estar dominando la flota pasó a una posición muy rezagada en la primera boya de barlovento. Allí, Bronenosec viraba en la cara de Quantum Racing y pasaba primero en esa boya.

Sin embargo, la primera popa fue de Quantum Racing que decidió irse por el lado derecho del campo de regatas y ahí es donde cimentó su remontada sobre los rusos que no fueron a marcarles y se quedaron en la izquierda. Además de Quantum, Sled también adelantó a Bronenosec y Azzurra comenzaba a recuperar posiciones.

En la segunda ceñida tanto el Sled como el Bronenosec le devolvieron la moneda al Quantum Racing de Ed Baird en una manga con muchas alternativas de liderato. Tantas que nadie esperaba el desenlace final de la manga cuando Platoon había pasado en el cuarto puesto la baliza de barlovento. Sin embargo, con John Kostecki en la táctica el norteamericano hizo una llamada a quedarse en la izquierda del campo (mirando desde el Comité) mientras que los demás se iban a la derecha. Las ganancias fueron inmensas ya que al final se llevó el triunfo en la manga por delante del Sled que se quedó con la miel en los labios y con el regusto de no haber trasluchado en el cruce con los alemanes. También Quantum adelantó a Bronenosec en los últimos momentos y se hizo con el tercer puesto que le acercaba al liderato de Azzurra que sólo pudo terminar octavo.

Quien tuvo un día irregular fue el Rán Racing de Niklas Zennström. El armador y caña de equipo sueco ha puesto involuntariamente más emoción al desenlace final de la prueba ya que su octavo y su cuarto hoy le hacen perder parte de la ventaja que tenía en la clasificación final de esta importante categoría en 52 SUPER SERIES. En los dos últimos días, el propio Zennström, el alemán Harm Müller-Spreer con su Plantoon y Vladimir Liubomirov con el barco ruso van a pelear al máximo por llevarse el galardón que destaca al mejor armador-caña de la temporada, aunque el sueco sigue manteniendo una renta de 13 puntos sobre el alemán y 17 sobre el ruso.

Romulo Ranieri, grinder del Quantum Racing, explicaba mientras revisaba uno de los winches del barco: “Ahora que me lo dices es cuando me doy cuenta de que hemos ganado la temporada. Estamos centrados en ganar la regata de Cascáis y hoy hemos empatado con el Azzurra. Tenemos que seguir trabajando y siendo consistentes como venimos siendo toda la temporada. Esa es la fórmula. Nuestra meta todos los días es sumar no más de ocho puntos y hoy hemos sumado sólo seis por lo que todo está bien y eso que ni la ola ni el viento nos ayudaban”.

Pedro Más, proa del Platoon, explicaba la victoria en la segunda manga: “Es el precio que tiene tener un gran táctico a bordo. Tenía claro que en algún momento iba a entrar el viento por ahí y decidimos mantenernos ahí hasta el final y nos ha salido bien. La flota va muy junta y realmente cuando nos hemos cruzado con Sled y ellos no han trasluchado y cruzar creo que nos ha salido bien la jugada. El barco va muy bien en popa con velocidad”.

David Vera, piano del Azzurra, comentaba sobre la jornada: “La segunda manga ha sido muy complicada y no acertamos en la primera ceñida con el role de la izquierda. En la popa nos volvimos a meter, pero la segunda popa de nuevo nos pilló en mal sitio. El medio no era el sitio bueno. No estuvimos acertados. El Quantum no perdona y nos ha empatado, pero nos vamos a pelear por el triunfo en los dos días que quedan. Esos cinco puntos de ventaja la verdad es que no han durado mucho”.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios