Masters 1000 Shangái Ferrer y Feliciano levantan Shangái con un partido memorable

El toledano se impone en un intenso duelo de primera ronda resuelto en el tie break del tercer set con el público peusto en pie

Feliciano López, durante su partido ante David Ferrer
Feliciano López, durante su partido ante David Ferrer - AFP

Feliciano López y David Ferrer protagonizaron este martes un intensísimo partido de primera ronda del Masters 1000 de Shangái, en el que el primero acabó llevándose la victoria después de dos tie breaks, muchos nervios y emotivos puntos dignos de una final.

El duelo al sol, en el que López sólo perdió dos de sus servicios y Ferrer únicamente uno, se dirimió por un ajustado 7-6(3), 4-6 y 7-6(4), después de dos horas y media en las que Feli puso el corazón, David la mente fría, y al final la victoria fue, por poco, para el toledano.

No lo pareció al principio del partido, en el que Ferrer, más caliente después de haber disputado tres días antes una semifinal contra Andy Murray en Pekín, logró un juego en blanco y puso en claro su condición de décimo favorito.

Sin embargo, López no se arredró por el inicio fulgurante del alicantino y logró romper el segundo servicio de éste, apoyado en un tenis más agresivo, con el que logró hasta seis puntos de saque directos en un sólo juego.

Animado por esa ventaja inicial, López continuó con su agresividad, sacando al filo de la línea y subiendo a la red, pero a veces abusó de esa energía, lo que le llevó a perder uno de sus servicios y condenar el primer set a un tie break que, sin embargo, consiguió ganar de forma relativamente fácil.

El segundo set fue similar: Ferrer intentaba jugar largo, López forzar puntos cortos, y el riesgo esta vez le costó caro al castellano, quien perdió su segundo servicio y, en un partido donde los escasos errores se pagaban caros, acabó perdiendo la manga.

Nervios a flor de piel

En el tercer set, los nervios estaban a flor de piel, los dos jugadores comenzaban a acusar el cansancio y el calor, pero ninguno cedió su servicio, probando que saben competir al límite.

Ferrer estuvo a punto de hacerlo en un juego decisivo, cuando el marcador estaba 5-4 a favor de López y marchaba por detrás 0-40, pero el de Jávea logró remontar y llevarse el juego, poniendo en pie al público y desesperando a su rival, desquiciado por haber perdido dos bolas de partido.

Los nervios de López se contagiaron a Ferrer en los últimos minutos del tercer set, que llegó al tie break final con la misma pasión desatada, pero la mayor paciencia del alicantino no funcionó esta vez y el toledano acabó llevándose la muerte súbita por 7-4.

López, tras un partido de mucho desgaste, deberá ahora reponer fuerzas con rapidez para afrontar su compromiso de segunda ronda.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios