Abierto de AustraliaLos fantásticos reflejos de una recogepelotas

El español restó de revés con todas sus fuerzas, y su golpe estuvo a punto de impactar en una niña, que se salvó al tiempo

Actualizado:

Ser recogepelotas en un torneo como el Abierto de Australia es el sueño de cualquier muchacho que juegue al tenis. Estar cerca de los ídolos, poder dales las toalla, el agua o la pelota para que saquen, verlos de cerca, incluso poder tocarlos.

Pero a veces también es una situación complicada y no exenta de riesgos. Como lo ha podido comprobar en su propio cuerpo la recogepelotas que esperaba en la red en el partido entre Rafael Nadal y Leonardo Mayer.

En un momento del partido, con la adrenalina del tercer set por las nubes, Nadal golpeó de revés a un saque enviado por Mayer. Con tan mala fortuna que el golpe salió muy desviado y casi acaba impactando en la cabeza de la chica. Sin embargo, sus rápidos reflejos impidieron el golpe.

El balear se disculpó con la niña porque no era la primera vez que le pasaba. La niña, no obstante, se mostró como toda una profesional y respondió con una sonrisa.