La tenista Garbiñe Muguruza en su encuentro de segunda ronda del Mutua Madrid Open
La tenista Garbiñe Muguruza en su encuentro de segunda ronda del Mutua Madrid Open - EFE

Épica española en la caja

Garbiñe Muguruza y Carla Suárez ganaron ayer con agonía y siguen en la lucha por el trono de Halep, quien se mantiene intratable en Madrid

MadridActualizado:

Las lágrimas de una heroína, el absolutismo de una reina, la maldición de la fase previa... La Caja Mágica vuelve a ser portadora de historias propias de una obra literaria de fantasía. La jornada femenina de ayer en la capital madrileña dejó emoción, sorpresas y alegrías.

Lejos de ser un escenario fiable, la Caja Mágica se ha convertido en una devoradora implacable de tenistas españolas. En estos diez años de ediciones ninguna ha sido capaz de levantar el trofeo del Mutua Open de Madrid. Sin embargo, el día de ayer invita al optimismo. De las tres que disputaron ayer sus encuentros, tan solo Sara Sorribes fue incapaz de derrotar a su contrincante, Kristyna Pliskova (7-5 y 6-2). En el lado de las alegrías la jornada deparó el épico triunfo de Carla Suárez contra la ucraniana Elina Svitolina (2-6, 7-6 y 6-4), número cuatro del mundo, y la victoria nocturna de Garbiñe Muguruza (2-6, 6-4 y 6-1) ante la croata Donna Vekic. Las esperanzas se mantienen vivas.

La maldición de Muguruza en Madrid llegó a su fin. Los fantasmas que han atormentado a la tenista, incapaz de superar la segunda ronda de este torneo, se desvanecieron. Empujada por el apoyo incondicional de los aficionados, la española remontó ayer a su rival en una noche para el recuerdo. En un primer set irregular, la española no consiguió su mejor nivel y se vio superada por la rapidez de la ucraniana. Pero no bajó los brazos y alimentó la confianza con un segundo parcial. En el tercero, fue incluso más solvente con su servicio y atacó con dureza al resto para vencer a Vekic. Tras superar los primeros escollos del campeonato Muguruza se enfrentará hoy en el estadio Manolo Santana a la rusa Daria Kasatkina, número 14 del mundo. Los cuartos de final del torneo están en juego, y Muguruza quiere más.

La figura de Suárez resurgió de las cenizas en un encuentro en que todo apuntaba en su contra. La canaria se vio obligada a remontar el primer set y forzar el tie break en el segundo. El tercero fue agónico, cuatro bolas de partido perdidas hasta que, en el momento decisivo, la canaria resbaló al tiempo que devolvía una última pelota, la de la victoria. La heroína lloró en el suelo el pase a los octavos. Hoy, a por los cuartos contra la estadounidense Bernarda Pera.

La tiranía de Halep

El reinado de Simona Halep en la arena de Madrid parece no tener fin. Con 14 victorias seguidas en la Caja Mágica, la campeona de las dos últimas ediciones va directa a por su tercer título. Ayer, la rumana se imponía de forma dictatorial a Elise Mertens (6-0 y 6-3).

Desatada y con una superioridad aplastante en un terreno que conoce a la perfección, la número uno solo ha cedido 4 juegos en sus dos partidos disputados. Podría convertirse en la primera jugadora en ganarlo en tres ocasiones distintas, y consecutivas. Su siguiente rival, Kristyna Pliskova.

Hoy también hay cruces apasionante. Vuelve Maria Sharapova, contra Kristina Mladenovic; y Caroline Wozniacki, contra Kiki Bertens. Además, juegan Karolina Pliskova-Sloane Stephens y Caroline García-Julia Goerges.