Roger Federer en la Copa Laver
Roger Federer en la Copa Laver - EFE

Copa LaverFederer conquista para Europa la Copa Laver

El tenista helvético derrotó en Praga a Kyrgios y consiguió el último punto para el equipo Europa en la primera edición de la Copa Laver

Actualizado:

El tenista suizo Roger Federer, número dos del mundo, venció hoy por 4-6, 7-6 (6) y «match tie-break» (11-9) al australiano Nick Kyrgios (20. ATP), y consiguió el último punto para proclamar a Europa vencedora de la primera edición de la Copa Laver, en honor del legendario jugador australiano de Rod Laver.

El suizo, artífice de este torneo, y el australiano hicieron disfrutar con su tenis al público, que volvió a llenar el O2 Arena, con aforo de 17.000 espectadores, y que tuvo un epílogo de infarto.

Kyrgios salió muy concentrado y logró romper el saque a Federer en el quinto juego, lo que celebró efusivamente, casi como si hubiera ganado el partido.

El de Canberra, de 22 años, y que disputa su quinta temporada como profesional en una trayectoria cargada de lesiones, sacó en el pabellón praguense toda su potencia y precisión en el golpe.

Por entonces, eran algunos toques de Federer, como un resto dificilísimo en el octavo juego, los que despertaban las ovaciones del público, la mayoría del cual vibraba con el equipo de Europa, que vestía camisa azul y pantalón blanco.

Ese octavo juego, en una manga que se llevó el australiano, fue el que deparó más emoción, con intercambios largos y precisos, en el que se alternaban repentinos ataques y excelentes golpes defensivos.

El australiano hizo gala de su amplio repertorio, incluidos golpes acrobáticos y sus certeros golpes de revés con las dos manos, mientras que Federer trataba de practicar con precisión helvética su juego al fondo de la pista.

Federer rompió por fin el servicio a Kyrgios, en el cuarto juego de la segunda manga, pero el oceánico lo recuperó en el siguiente parcial.

Kyrgios solicitó ser atendido por el fisioterapeuta y, tras volver a saltar a la pista negra, logró ganar su juego con solvencia e igualar, 3-3.

Se mantuvo el empate en esa segunda manga, que al final se decidió tras un ajustado tie-break en favor del suizo.

Esto obligó al sexto «match tie-break» del torneo, y que se definió a favor del tenista con más victorias Grand Slam, 19 en total, en los grandes torneos del circuito.