El Stadium Krasnodar, sede del histórico partido de la Youth League
El Stadium Krasnodar, sede del histórico partido de la Youth League - UEFA

Youth LeagueEl Real Madrid juvenil jugará en Rusia ante 34.000 espectadores

El equipo de Guti, acostumbrado al medio centenar de hinchas de Valdebebas, se enfrenta a una prueba de fuego para clasificarse a octavos

Actualizado:

El Real Madrid juvenil, equipo entrenado por Guti, se juega este miércoles su pase a los octavos de final de la Youth League ante el Krasnodar ruso. Se trata de una eliminatoria de playoffs a partido único a la que el conjunto blanco se vio abocado tras quedar segundo en la fase de grupos.

Para el Krasnodar, que llega a la competición por la denominada Ruta de los Campeones Nacionales, se trata de una visita histórica. Por ello, decidió que tal vez fuera buena idea trasladar el partido desde las instalaciones de su academia al estadio del primero equipo. Esas instalaciones, por cierto, acogeran a la selección española durante el Mundial de Rusia.

El Real Madrid juvenil, en Krasnodar
El Real Madrid juvenil, en Krasnodar - realmadrid.com

Para ello pidió el apoyo de la afición. Si lograban vender al menos 5.000 localidades se jugaría en el Stadium Krasnodar. La respuesta de la afición ha dejado sin habla a los directivos y a los jugadores. A cinco días del partido se habían agotado las 33.979 entradas puestas a la venta, por lo que habrá un lleno histórico para asistir a un partido de juveniles. «Es genial. Estamos muy contentos por el apoyo. Si queremos jugar al máximo nivel necesitamos este tipo de partidos. Es como un examen para nosotros», ha explicado Murad Musaev, entrenador del Krasnodar juvenil.

Según la UEFA, la asistencia al Krasnodar-Real Madrid juvenil será un nuevo récord de la competición. La mayor asistencia hasta la fecha fue en la quinta temporada de la competición en el encuentro que enfrentó al Astana frente al Benfica, donde el equipo kazajo cayó por 0-5 el 25 de noviembre de 2015 y que vieron en el estadio 17.000 personas.

Para el Real Madrid juvenil el partido será toda una experiencia. Acostumbrados a jugar ante 500 espectadores en la Ciudad Deportiva de Valdebebas tendrán que hacer frente a un estadio de primera categoría y con más de 30.000 aficionados apoyando al conjunto rival.