Real MadridLa nevada en la capital de España enfada al madridismo

La suspensión del entrenamiento del lunes indigna a un sector de aficionados blancos

Actualizado:

Son semanas turbulentas en el Madrid de Zidane, acostumbrado a navegar en canoa en estos dos años de exitosa relación entre club y entrenador. Pero la temporada no camina por aguas mansas y cualquier situación anómala sirve para avivar un poco más el fuego que rodea a un equipo que hasta hace un parpadeo era infranqueable.

El decepcionante empate ante el Levante del pasado sábado no evitó que Zidane mantuviera su hoja de ruta, esa en la que su plantilla descansaría el domingo para ya retomar los entrenamientos a partir del lunes, algo que finalmente tampoco fue así. La copiosa nevada que cayó en Madrid hace 48 horas obligó al conjunto blanco a suspender su sesión preparatoria, prevista para las 17.00 horas, una medida que provocó sorpresa entre un número importante de aficionados blancos. El club blanco esgrimió problemas de logística: ni los campos de Valdebebas estaban preparados para poder ejercitarse ni el tráfico facilitaba la llegada de los jugadores a la ciudad deportiva del Madrid, situada en la zona norte de la capital, una de las más afectadas por la nevada.

Las explicaciones institucionales no evitaron numerosas críticas, en las que se acusaba a los jugadores de no hacer lo que muchos otros trabajadores de la capital de España si habían hecho: ir a su lugar de trabajo a ejercer sus funciones diarias, pese a las adversas condiciones climatológicas. Un tuit de Sergio Llull, en el que se le veía entrenando en el gimnasio de Valdebebas a la vez que escribía «Llueva, nieve o truene nosotros seguimos trabajando!», avivó la polémica, aunque esa no fuese la intención del base blanco: «Máximo respeto y apoyo a mis compañeros de fútbol, siempre. Siento que ayer se encontrara en mi tweet un mensaje que no contenía, ya que lo publiqué por la mañana», aclaró el balear, también inmerso en la última controversia de un Madrid que no gana para sustos.