Vea en el vídeo los grandes fichajes que prepara el Real Madrid para la próxima ventana de contrataciones

Real MadridGrandes fichajes en julio y Zidane al frente

El club confía en él, analiza que el bajón es cuestión del flojo nivel actual de los jugadores, y dirigirá un nuevo equipo con tres o cuatro adquisiciones

Actualizado:

El Real Madrid de Zidane ha sufrido su primera crisis de verdad en el ecuador de su tercera temporada y el club diseña su plan «renove» para el próximo verano. Habrá tres o cuatro fichajes de nivel internacional y el entrenador estará al mando. El francés no es puesto en duda.

El primer fichaje, Asensio: El técnico debe recuperar la mejor versión de Marco, que tiene que jugar más y no salir quince minutos

La dirección deportiva del Real Madrid opina que Zidane es el mejor gestor posible de la plantilla del club más afamado del mundo porque él fue una estrella y sus pupilos respetan una autoridad que crece periódicamente con la humildad que demuestra y la sabiduría que transmite al profesional. «Zizou», como le llaman los futbolistas con la cercanía del apelativo de cuando vestía de corto, no echa broncas asustadizas. Lo han comprobado ahora, en pleno desfallecimiento general. Al revés, en los peores momentos razona con frialdad ante el jugador. Le dice la verdad cara a cara. Y ellos valoran su objetividad. «Estas virtudes es difícil encontrarlas en otro técnico y nadie conoce la casa como él», aduce la entidad.

En verano, al ataque: El club quiere a Neymar como primera opción; Kane es la segunda; y desea cumplir su reto con De Gea

Zidane sabe la posición de la empresa y se prepara para superar la crisis más peliaguda, la que soporta hoy, antes de abordar la renovación del conjunto en julio.

Ahora hay dos «fichajes»

Pocos recuerdan que el responsable del Real Madrid ya vivió una crisis el 27 de febrero de 2016, cuando el Atlético venció 0-1 en el Bernabéu. Entonces, el marsellés revolucionó el equipo y su esquema en campo del Levante al colocar a Casemiro como pivote destructivo fijo y elevar a la titularidad a Lucas, en detrimento de James. Así se fraguó el cambio táctico y de nombres que les concedió ocho títulos en dos años.

«Ahora nos hace falta algo similar», argumenta un hombre de la entidad. Y el cambio lo tiene en casa: Lucas Vázquez responde en el césped y evidencia que debe jugar aún más. Mayoral también se ha ganado más minutos, porque siempre aporta calidad. Y Zidane tiene «dos fichajes» en su propia plantilla que debe activar para que se conviertan en el revulsivo que el grupo necesita: Bale y Asensio.

Recuperado de su enésima lesión, el galés es fundamental para que el Real Madrid marque la diferencia. Su velocidad rompe las defensas enemigas con sus desmarques perfectos. Y sus pases a Cristiano son los mejores que recibe el portugués.

Bale es mucho más importante para el conjunto de lo que se piensa externamente. Zidane espera que tome el mando en esta etapa de crisis. En Vigo fue el mejor, anotó los dos goles y logró la profundidad que le falta al fútbol blanco. El británico es quien puede hacer despertar el instinto asesino de Cristiano.

El otro hombre que debe hacer resurgir a Ronaldo con sus centros es Asensio. El mejor jugador del equipo en los meses de agosto y septiembre ha pasado al letargo invernal, sentado en el banquillo hasta perder el cartel de primer cambio del entrenador. Ahora es el segundo o el tercer relevo y juega solo cuartos de hora. No puede continuar así. El mallorquín volverá a aportar verticalidad por la izquierda y gol por todas partes si le conceden partidos como titular o si Zidane le introduce en el campo para disputar al menos media hora y no doce minutos como sucede actualmente. Esa es una de las innovaciones que debe aplicar el francés: remozar el juego del equipo con sustituciones tempranas. Si hay un problema, no puede extenderse durante ochenta minutos.

Y Hazard se vende al Madrid

La Champions, la Copa y una mejoría ostensible en la Liga son los objetivos de Zidane en los cinco meses que restan de su tercer curso al mando del Real Madrid. El club ya planifica la siguiente temporada, la de la renovación, y el responsable del plantel sabe que se intentará el fichaje de uno o dos grandes delanteros y de uno e incluso dos guardametas. La adquisición de un central experimentado sería el siguiente reto.

Neymar es la primera meta para inyectar clase y rapidez en el sistema ofensivo. Kane es la segunda opción para potenciar el remate. Y Hazard no renueva con el Chelsea, su contrato acaba en 2020, porque se ofrece al Real Madrid. La portería tiene dos hombres en la diana blanca: Kepa y De Gea.

Zidane se desmarca ahora mismo de unos movimientos que conoce porque le ocupa la situación presente. Necesita que Modric y Kroos recuperen un nivel físico aceptable para dirigir el juego. Desea que Marcelo mejore en su aportación atacante. Espera con ansiedad el regreso de Ramos y de Carvajal, que reaparece mañana ante el Villarreal. Y requiere que los suplentes sean por fin de oro. El francés analiza que la tensión de los titulares hace que los reservas salgan al campo nerviosos, temerosos de los silbidos. Y el hecho de jugar todos a la vez, sin líderes veteranos que cojan la batuta, significa que el Madrid B juegue sin director, descabezado, con futbolistas agarrotados por la situación. Zidane habla con ellos para que crean en sí mismos y arriesguen con el balón. Ceballos ha mejorado, pero puede dar más. Theo quiere y aún no puede. «Necesitamos tres victorias consecutivas para que todo el mundo adquiera la confianza», señala el técnico. Estas son las claves.

Recuperar el gol de Cristiano

Zidane argumenta que si Ronaldo regresa al gol ante el Villarreal y el Deportivo alimentará de fe a sus compañeros y especialmente a los suplentes, superados por la situación.

Recuperar a Modric

Su dirección es esencial y el equipo requiere que el croata obtenga una mejor forma física para aumentar el nivel de fútbol. Falta creatividad.

Dar mayor poder a Isco

Si Modric y Kroos no se encuentran bien, la dirección debe pasar a Isco, que es el jugador en forma más cualificado.

Hacer cambios como presión

Los suplentes desean que Zidane haga los cambios en cuanto el partido se complique para mostrar que deben jugar.

Un líder de carácter

El equipo necesita que el jugador que mejor se encuentre mande, chille y ordene en el centro del campo. Falta carácter.