Fútbol

Coentrao, la patata caliente que el Sporting le devuelve al Real Madrid

El defensa, que volverá al Bernabéu para cumplir el año que le resta de contrato, anuncia que no está «en condiciones» de ir al Mundial

CORRESPONSAL EN LISBOAActualizado:

Fabio Coentrao ha desatado la sorpresa en el mundo del fútbol portugués al anunciar que no está “en condiciones” para jugar el Mundial. A sus 30 años, el defensa del Real Madrid cedido en el Sporting de Lisboa era hasta hoy una pieza habitual en la selección, pero él mismo ha confesado a través de las redes sociales: “Tras valorarlo mucho, le dije al seleccionador nacional [Fernando Santos] que, después de una temporada muy desgastante, siento que no estoy en las condiciones necesarias para representar a la selección en un campeonato tan exigente como el Mundial”.

Sus palabras prosiguen con una despedida que suena a frustración: “Nunca le daré la espalda a mi país, y espero representar a la selección más veces en el futuro. Siempre la animo y la animaré. Buena suerte, personal”.

Como en otras ocasiones, un halo de misterio rodea sus declaraciones. ¿A qué se refiere exactamente? Lo cierto es que lleva todo el año dando la nota en el Sporting, que ha terminado en tercera posición de la Liga portuguesa y, en consecuencia, se queda fuera del maná millonario de la Champions League.

En la penúltima jornada, Coentrao saludó a los aficionados de Alvalade con unos gestos que dejaban traslucir su adiós, pues apuntaba a su corazón mientras se despedía una vez finalizado el partido.

Y es que termina el año de cesión que firmó el presidente blanquiverde, Bruno de Carvalho, con Florentino Pérez, de modo que le devuelve al Real Madrid toda una patata caliente. A saber: el lateral tiene otro año más de contrato con la entidad de Concha Espina y el Sporting no se ha planteado en ningún momento prolongar su estancia en Lisboa.

Todo lo contrario, porque el excéntrico De Carvalho le señaló como cabecilla de la revuelta del vestuario tras la derrota frente al Atlético en el Wanda Metropolitano e incluso quiso devolverlo al Bernabéu de manera fulminante. Solo la mediación del entrenador, Jorge Jesus, evitó la expulsión inmediata.

Además, Coentrao cobra 3,5 millones de euros por temporada y al club de Alvalade le viene muy ahorrarse los 1,5 millones que le pagaba, ya que los otros dos los abona el Real Madrid.

Es un fumador empedernido desde hace varios años y Jorge Jesus ya le ha pedido en numerosas ocasiones que deje ese hábito tan perjudicial e incompatible con el buen estado físico que se le supone a un futbolista de alto nivel.

De modo que a Zinedine Zidane se le presenta un verdadero problema de cara a la próxima campaña porque mucho tiene que cambiar el lateral si quiere jugar siquiera algunos minutos con la camiseta merengue.

Las salidas de tono de este amigo de Cristiano Ronaldo se han convertido en una constante desde que aterrizó en la capital de su país procedente de Madrid. La lió, por ejemplo, en enero tras dar un puntapié al balón para protestar por un penalti en contra en el último minuto de un encuentro con el Vitoria Setúbal.

El entrenador le sustituyó inmediatamente y el ex defensa del Real Madrid descargó toda su rabia pegando puñetazos al banquillo con tanta fuerza que terminó con la mano ensangrentada. Fue en ese instante cuando se sentó al lado de los suplentes y comenzó a llorar.

Su salida del Bernabéu tuvo que ver con sus decepcionantes prestaciones y realmente su condición física no da para más, pues le cuesta mucho aguantar los 90 minutos con garantías. Sin embargo, cada vez que Jorge Jesus le sustituía sus aspavientos saltaban a la vista, porque no le suele hacer ninguna gracia que le retiren del campo antes del pitido final.

Hace seis años que José Mourinho le relegó al banquillo blanco debido a que le pillaron fumando en su fiesta de cumpleaños, meses después de que el Real Madrid pagara 30 millones de euros por él.

Por todo tipo de causas, la lista de episodios controvertidos protagonizada por Fabio Coentrao no ha dejado de crecer a lo largo de los últimos años. Por ejemplo, cuando insultó al árbitro Pérez Lasa en un choque frente al Getafe… o debido a sus numerosas salidas nocturnas… o por sus reiteradas discusiones algo agresivas.