MotoGP Vuelven a saltar chispas en el duelo entre Rossi y Márquez

El italiano y el español mantuvieron en Silverstone un duelo antológico y hacen cuentas ante un Mundial que se jugarán entre ambos

MotoGP: 
Vuelven a saltar chispas en el duelo entre Rossi y Márquez
J. A. - Actualizado: Guardado en:

Después de algunas carreras cohibido y con la calculadora en la mano, Marc Márquez destapó en Silverstone su lado más agresivo. Con Maverick Viñales destacado en el primer puesto y lanzado hacia su primera victoria en la clase reina, el de Cervera empujó y dio gas a fondo hacia un segundo puesto que le hubiera dado una victoria psicológica en la lucha por el Mundial.

Para ello tuvo que batirse el cobre con Valentino Rossi, que ya no es su enemigo declarado, pero con quien mantiene una relación distante y es, a día de hoy, el principal opositor al español al título mundial.

Después de todo lo ocurrido el año pasado, desde que en Sepang Rossi sacara la pierna para tirar al asfalto a Márquez, el duelo rueda con rueda entre el español y el italiano hizo reverdecer aquellas rencillas. Fueron unas vueltas antológicas, con toques de ruedas, pasadas de frenada y múltiples adelantamientos por dentro y por fuera en los que ninguno de los dos pilotos parecía dar su brazo a torcer. Cualquier golpe de maneta a destiempo podría haber provocado una catástrofe.

A falta de cinco vueltas Márquez pareció al fin ganar la batalla. Superó a Rossi y emprendió una veloz contrarreloj hacia Cal Crutchlow, instalado en la segunda plaza. La voracidad de Márquez, que ya tenía por detrás a su principal rival, estuvo a punto de costarle un disgusto a falta de dos vueltas. El español se tocó con el británico y se fue recto. Consiguió enderezar la moto, pero cuando regresó a la pista ya le habían superado Rossi y Pedrosa. Su compañero de equipo no le puso problemas, pero con tan poco tiempo le fue imposible dar caza de nuevo al italiano. Al final, un cuarto del que tiene que estar agradecido, y que le costó una reprimenda en el garaje: «Me han leído un poco la cartilla... Está claro que este Marc que se ha visto hoy no puede aparecer en muchas más carreras», decía resignado el catalán.

A partir de ahora, afirma, será más conservador, consciente de que cualquier enfrentamiento con Rossi en carrera será perjudicial para sus aspiraciones: «No voy a entrar al juego de Rossi, lo que piense él no me importa. Sé lo que hago e intento. Al final en esta carrera hemos tenido una lucha muy bonita».

Rossi, por su parte, coincidió con Márquez en la belleza de la pelea entre ambos: «No como en Sepang el año pasado», resaltó.

La diferencia ahora entre ambos es de 50 puntos con seis carreras por disputar. Cojan sitio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios