MotoGP Márquez desafía a la historia

El español suma 29 victorias en MotoGP y tres títulos con solo 23 años y acecha datos de pilotos legendarios

Marc Márquez entra en meta como campeón del mundo
Marc Márquez entra en meta como campeón del mundo - EFE
Laura Marta - Actualizado: Guardado en:

Resuenan todavía los ecos del tercer título de Marc Márquez. Son los números que desprende su gesta, su victoria en Japón, su paso firme hacia la historia del motociclismo. El español revoluciona las estadísticas presentes y hace temblar a las futuras.

Al desparpajo y alegría de sus primeros cursos ha unido la madurez y la frialdad de este último, lo que lo convierte en un piloto más completo, mejor y con más recursos para afrontar lo que viene. Si se une a un DNI que le marca que hoy tiene 23 años y 244 días, el horizonte de Márquez se pinta diáfano para que lo dibuje con su propia ambición. Solo en MotoGP ha logrado 29 victorias, en los 68 grandes premios que ha disputado, y son 50 los podios a los que se ha subido. Un porcentaje de efectividad con la que se ha ganado el respeto de la parrilla y el derecho a tratar de tú a tú a otros campeones, de la época que sean. Se cuela noveno en la clasificación histórica de triunfos en la categoría reina, empatado con Dani Pedrosa, con once años en MotoGP y más podios. Solo el tiempo indicará si Márquez es leyenda, pero ya ha superado a algunas de las que sí se considera como tal, como Wayne Rainey (24) o Kevin Schwantz (25).

Y mira hacia arriba. Antes de que termine el campeonato de 2016 -quedan tres grandes premios- podría dar alcance a Eddie Lawson (31), y a partir de ahí, a acechar a su némesis Valentino Rossi, líder con 88 victorias, pero también 37 años y 245 días. Catorce Mundiales de diferencia.

Un campeón con prisa

El ilerdense se presentó en MotoGP en 2013 como novato y terminó el debut como campeón, relevando a Kenny Roberts que hizo lo mismo en 1978. Ganó con 20 años y 266 días, y desterró por el camino el récord de precocidad de Freddie Spencer, en 1983, con 21 y 258 días, pero también impuso su nombre sobre el del piloto estadounidense en otros apartados: vuelta rápida (20 años y 49 días) o primera victoria antes que nadie (20 años y 63 días).

Son 29 victorias muy bien gestionadas, pues le han granjeado tres mundiales en apenas cuatro años. Indicador de su destreza, de su hambre y de la prisa que tiene en acumular alegrías a su palmarés. Solo Giacomo Agostini, Rossi y Kenny Roberts lograron el triplete antes que él. Pero Márquez lo ha hecho con su impronta, el de la prisa, pues lo logra siete meses más joven que Mike Hailwood, que hizo lo propio en 1964 con 24 años y 78 días.

Tres mundiales que celebra hoy y que le sirven de empujón para mañana. «Con 23 años tengo una mano completa [de títulos, en todas las categorías], ahora voy a por la otra. Año tras año se nota la experiencia, dentro y fuera de la pista. Sigo aprendiendo, me queda mucho por delante», admite. Ya tiene los mismos títulos que Rainey, Roberts y Jorge Lorenzo. En 2017 pujará con el balear por deshacer el empate y entrar en el grupo de Hailwood, Lawson, Geoff Duke y John Surtees, que alcanzaron cuatro. Doohan espera que tarde en llegar a sus cinco títulos. Rossi tratará de ampliar sus siete. Pero Agostini, con ocho, ya tiembla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios