MotoGP Márquez aviva el poder español

La tercera corona del ilerdense es el título número 46 en la historia del motociclismo español, y es el quinto consecutivo en la máxima categoría

Márquez celebra su título en Japón
Márquez celebra su título en Japón - REUTERS

Se reía Márquez cuando se le comunicaba que era su victoria 55, su quinto Mundial, su podio 50 en MotoGP. Y todavía soltó una carcajada más grande cuando se le informó de que su tercera corona en MotoGP suponía el título número 46 –el dorsal de Valentino Rossi– en la historia del motociclismo español. Una barbaridad de triunfos de la que presumir en cualquier circuito del mundo. El del piloto de Cervera es el último conquistado, el último himno tarareado en un podio, pero hay esperanzas de que habrá más.

A pesar de que en las categorías inferiores, otrora cantera y vivero de éxitos, se comienza a perder presencia en los podios, la categoría reina goza de buena salud. Todos aquellos que triunfaban en Moto3 y Moto2 han ido saltando de título en título hasta MotoGP, donde el trabajo y la dificultad es enorme, pero también la grandeza es mayor. Se lo pueden decir a Márquez, y también a Jorge Lorenzo, ambos entre los mejores pilotos de la historia por sus tres coronas, sus cinco si cuentan las de las categorías inferiores porque igualan a Mike Doohan. Por el momento, el italiano Giacomo Agostini, con 15 y Ángel Nieto, con 12+1, defienden los primeros puestos.

También en victorias se escapa Agostini, con 122, solo ocho más que Rossi. En 90 se quedó Nieto, y en 76, Mike Hailwood. Detrás figura Lorenzo, con 64. Y al acecho, a pesar de su edad, ya asoma Márquez, con 55. Con la de ayer, en Japón, destierra a otra leyenda: Mick Doohan, que se «conformó» con 54.

En el cómputo global, los 46 títulos españoles igualan la marca de Gran Bretaña, que conquistó la mitad de ellos con solo tres pilotos:Reed, Surtees y Hailwood. Y aunque todavía hay mucha distancia con los 75 de Italia, los diez pilotos españoles que nutren la parrilla de MotoGP –doblan el número a los italianos, segundos– no cederán en su esfuerzo de sumar éxitos al zurrón. Con 18 se queda Alemania, que tiene en Stefan Bradl a su principal esperanza. Estados Unidos es quinto con 17 títulos mundiales y once tiene Australia, que perdió con la retirada de Casey Stoner una gran opción de aumentar la cuenta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios