Alejandro Villanueva saltó al campo para escuchar el himno de Estados Unidos. - AFP
Fútbol Americano

Villanueva, el gaditano patriota que arrasa en la América de Trump

El 'tackle' izquierdo de los Steelers de Pittsburgh de la NFL, español criado en El Puerto, acapara el protagonismo por su defensa de los símbolos estadounidenses

El PuertoActualizado:

Aún no ha cumplido tres décadas de vida y se ha convertido en el PROTAGONISTA. Sí, con mayúsculas. Alejandro Villanueva, que nació en Meridian (Mississippi, Estados Unidos) el 22 de septiembre de 1988, se ha convertido en un héroe para muchos en su nación. Asimismo, su fama ha traspasado fronteras y ahora su nombre también centra el interés en España, país del también tiene la nacionalidad, en el que ha residido durante varios años y al que jamás olvida.

A Alejandro Villanueva, 'tackle' izquierdo de los Steelers de Pittsburgh (club con el que ha firmado un contrato de 24 millones de dólares, al nivel de grandes estrellas del balompié de nuestro país) le pudo su sentimiento patriótico, el amor por su bandera y fue el único jugador de su equipo que no permaneció en el vestuario durante la ceremonia del himno de los Estados Unidos el pasado fin de semana en el Soldier Field, justo antes del encuentro frente a los Bears de Chicago.

La fuerte personalidad de este deportista de 2,08 metros de estatura y 145 kilogramos de peso quedó más que visible. Militar de formación al graduarse en West Point, su paso por el ejército estadounidense, al que defendió con uñas y dientes en Afganistán, está muy presente en su vida.

Las palabras del presidente norteamericano Donald Trump el pasado viernes, cuando en un mitin celebrado en Alabama inducía a los propietarios de las escuadras a despedir a todos aquellos jugadores que protestaran contra el himno y la bandera de la nación, pasaban factura y Mike Tomlin, entrenador de los Steelers de Pittsburgh, comentó a la CBS que los suyos no estarían presentes en la ceremonia. Así lo decidieron todos menos Villanueva, fiel a sus principios.

Alejandro Villanueva, en cambio, hizo lo que su corazón le mandaba. Tal cual. El que fuese capitán de la Armada estadounidense, con la mano en el corazón, cumplió con sus principios.

Ahora su camiseta es un reclamo popular en USA. De hecho, ha pasado a ser una de las más vendidas, siendo sólo superada por las de referentes de la NFL como Marshawn Lynch, Derek Carr, Carson Wentz, el citado Brown y Aaron Rodgers.

Casado desde 2015 con Maddy, no queda ahí su protagonismo, ya que este portuense de adopción aparecerá en el 'Call of Duty: WWII', uno de los videojuegos de guerra más conocidos del planeta.

Villanueva, con El Puerto en el corazón

De padre bilbaíno y madre motrileña, este 'tackle' izquierdo de los Steelers de Pittsburgh se ha criado en El Puerto de Santa María. Debido a la presencia de la familia en la Base Naval de Rota, es en la localidad portuense donde le apasiona veranear, tal y como señaló este fin de semana en el periódico 'El Mundo'.

Sin ir más lejos, en tierras portuenses hizo sus 'pinitos' como jugador de rugby (deporte que brilla en la zona gracias al CRAP), modalidad en la que su hermano Iñaki también ha dejado huella. No en vano, este último formó parte de la selección española de Rugby 7 en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, siendo uno de los cuatro deportistas gaditanos allí presentes junto a la isleña Rocío Gutiérrez (hockey), el campogibraltareño Adrián Gavira (voley playa) y el jerezano Claudio Castilla (hípica).

Mientras, en la costa gaditana, a miles de kilómetros de EEUU, los portuenses del Seagulls sueñan con emular sus hazañas en cada entrenamiento, en cada partido. Él es el derribador ofensivo titular del equipo con más campeonatos en la historias de la NFL. Alejandro Villanueva, mucho más que un referente.