VOLEIBOL

Lorena Weber: «La realidad de este equipo la marcarán los resultados»

La nueva y flamante entrenadora del sénior masculino del Cádiz CF 2012 releva en el banquillo a David Sánchez Flor

Actualizado:

Lorena Weber será la encargada de dirigir la nueva aventura del Cádiz CF 2012 en la Primera División Nacional. Aterrizó la temporada pasada a la entidad para tomar las riendas de la escuadra sénior femenina como entrenadora-jugadora y ahora llega su momento al frente del sénior masculino. Firme apuesta de la casa para relevar a David Sánchez Flor.

Este último, su antecesor en el puesto, no dejó pasar la oportunidad y aceptó la propuesta de entrenar al CV Melilla en la Superliga, la máxima categoría del voleibol nacional. Sin lugar a dudas, una merecida recompensa a su destacada labor en la entidad de la Tacita de Plata. Ahora, Lorena Weber espera mantener esa línea de éxitos de los últimos años.

Para el nuevo reto, Weber contará con cinco jugadores que ya estaban: David Pérez Gil (receptor), Adrián Morillo (colocador), Sergio Ibáñez (opuesto), Manuel Ladrón de Guevara (líbero) y Alejandro Gómez (central).

A la continuidad de esos jugadores se unen incorporaciones de nivel. De esta manera han llegado al Cádiz CF 2012 dos centrales como el roteño Emilio Núñez (jugó en Superliga 2 hace años) y el sanluqueño Lalo Rangel (regresa al voleibol). Junto a ellos, otro sanluqueño como el receptor Jorge Brea (en su día formó parte de las categorías inferiores de España e incluso llegó a jugar en Superliga y Superliga 2). También llega como colocador el puertorrealeño Jonathan, además del receptor atacante Enrique Martín, procedente de San Pedro de Alcántara (Marbella). Este último es un jugador con proyección que ha jugado en las categorías inferiores de la selección española y juega por primera vez en categoría sénior.

Todo ello sin olvidar la llegada de uno de esos jugadores encargados de liderar al equipo desde la cancha: Julián García-Torres, ex internacional y campeón de Europa hace una década. A punto de cumplir 37 años, el jugador sevillano cambiará su habitual posición de central para hacerlo como receptor u opuesto.

Y, obviamente, tampoco puede faltar la presencia de la cantera en un club que presta especial atención al cuidado de sus categorías inferiores. Buena prueba de ello es que el colocador Jaime Santillana, que recibió el premio a mejor promesa del voleibol andaluz en fechas recientes, tendrá sus minutos. Él y Rafa Pérez, un líbero que también apunta alto. Sin pasar por alto la aparición de otras jóvenes promesas como Manu Micó.

En definitiva, un plantel con buenos mimbres al que Lorena Weber espera sacarle jugo. "Sobre el papel, y por características individuales, desde fuera se ve que el nivel es importante y se puede exigir un poco más que la permanencia. Ahora bien, la realidad la marcarán los resultados. Hay que ir paso a paso, que es la mejor forma de ver a qué se puede optar. Eso sí, siempre digo que hay que trabajar sobre la mejor versión. Pensamos en crecer, pero no podemos perder la cabeza", asegura la entrenadora, que fue internacional en 70 encuentros con la selección española.

Por ello trabaja a fondo en la preparación del debut, que tendrá lugar el próximo domingo a las doce del mediodía en Benidorm ante el Club Voleibol Benicolchón Playas de Benidorm. "Tenemos que empezar a medirnos ante rivales de los que tenemos nociones, pero aún no conocemos al cien por cien. Ellos cuentan con un jugador como Raúl Mesa, que es muy experimentado. Nuestro objetivo es frenar su ataque y hacer nosotros nuestro mejor juego para ofrecer la versión más acertada. Se trata de ir partido a partido".

Otra historia, idéntica ambición

A horas de empezar este nuevo y apasionante reto, Lorena Weber analiza su importante apuesta: entrenar al sénior masculino del Cádiz CF 2012 después de dejar su impronta en la vertiente femenina. "Ahora hay un proceso de adaptación a las necesidades individuales, por una parte, y colectivas (tácticas), por otra. Ellos son muy disciplinados y captan con celeridad las nociones tácticas y técnicas. Además, el respeto hacia mi persona es enorme desde el primer día". Buena señal, el inicio de un gran proyecto.

Y es que, a fin de cuentas, cada historia tiene sus condiciones, aunque la ambición sea idéntica. "En un equipo femenino se centra una más en el trabajo psicológico, mientras que en un equipo masculino se enfoca más la labor hacia el trabajo de campo. De todas formas, ambas apuestas son apasionantes", asegura.