RÍO2016Juegos Olímpicos

SEVILLANOS EN LOS JUEGOS PARALÍMPICOS

Abel Vázquez: «En el deporte puedes trabajar al máximo y no obtener recompensa»

El judoca sevillano se enfrenta a sus terceros Juegos Paralímpicos en los que espera lograr medalla tras haber dado un salto de calidad

Abel Vázquez (de azul), durante su participación en los Juegos Paralímpicos de Londres
Abel Vázquez (de azul), durante su participación en los Juegos Paralímpicos de Londres - COMITÉ PARALÍMPICO
ANA MENCOS ÍÑIGUEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en: Rio-2016

Es licenciado en Ciencias del Deporte y tiene el Máster en Educación. Tiene una discapacidad visual del 80 por ciento, lo que no le impidió empezar a practicar judo a los seis años. Los de Río serán sus terceros Juegos Paralímpicos. En Pekín 2008 quedó séptimo y en Londres 2012, quinto tras perder el combate por el bronce, en judo no existe el cuarto puesto. En el Campeonato Europeo de 2011 consiguió el bronce, en 2013 se hizo con la plata en el mismo campeonato. En 2015 fue quinto en el Campeonato del Mundo.

¿Qué le lleva a practicar judo?

Con seis años todos mis amigos y vecinos hacían judo, por eso quise empezar. Mi madre fue a hablar con el entrenador y le dijo que no había ningún tipo de problema, que nunca había entrenado a chicos con discapacidad visual pero que en principio se podía ir viendo como iba y me encantó, se me daba bien y empecé a ir a competiciones.

En la práctica, ¿qué diferencia el judo para ciegos del judo clásico?

La única diferencia es que siempre tiene que haber un contacto físico. En un combate tradicional se empieza suelto y con una lucha por el agarre y nosotros empezamos ya agarrados.

¿Es aficionado a otro deporte?

Cuando era pequeño jugaba al fútbol sala y después en la carrera he practicado todo tipo de deportes.

¿Dónde entrena actualmente?

Entreno en mi club de toda la vida en Castilleja de la Cuesta, en el «Club Judolin» y a aparte, debido a que en el club hay pocas personas que compitan y en Sevilla hay poca competencia pues este año he estado yendo a entrenar entre una y dos semanas al mes a Madrid.

¿Es fácil dedicarse al deporte profesional en Sevilla?

Yo no considero que sea profesional porque no cobro. Considero que soy un deportista amateur, aunque necesite dedicación completa es más un hobby ya que no cobro. Y es muy complicado dedicar tantas horas de práctica y entrenamiento teniendo que buscarte la vida tanto profesional como personalmente. Pero bueno es mi sueño y aquí seguimos luchando.

¿Quienes han sido sus referentes deportivos?

No tengo ninguna persona en la que me fije ni ningún ídolo. Siempre han sido muy inspiradores mis padres, que aunque su vida no tiene que ver con el deporte si han sido un ejemplo, por el sacrificio y la lucha por salir adelante. Ese ejemplo lo he extrapolado yo a mi vida deportiva.

¿Cuál es su rutina de entrenamiento?

Por la mañana tengo una hora o una hora y media de gimnasio de preparación física, que me lo manda el seleccionador desde Madrid. Y después toda la tarde la sesión de judo que son unas dos horas

¿Qué es lo que menos le gusta de la vida del deportista?

La inestabilidad. Cuando tienes tu trabajo de adulto, sabes que si haces tu trabajo y te esfuerzas vas a tener la recompensa que es tu sueldo a final de mes. En el deporte puedes trabajar al máximo y al llegar el día de la competición, perder y has estado un año o cuatro años preparándote y esforzándote para no obtener recompensa.

¿Y lo que más?

La sensación que tienes al hacer deportes. La relación con los compañeros, aunque sea un deporte individual, siempre hay una relación muy estrecha entre los componentes del equipo. He estado en varios clubes de España e incluso en Inglaterra y llegar y que te traten como alguien de su familia es algo que se valora mucho.

¿Soñaba con participar en unos Juegos Olímpicos cuando era niño?

Cuando empecé no sabía de la existencia del judo para discapacitados, fue más tarde cuando un entrenador del equipo nacional, me dijo que el judo era paralímpico que él iba a ir a Atenas que estaba con otros deportistas que iban a ir y que me dijo que el próximo era yo. Y la verdad que cuando me lo dijo me sorprendió mucho y pensaba que estaba engañándome para que participara en las actividades. Pero poco apoco me fui metiendo en el equipo y me di cuenta de que era posible y que tenia que luchar por ello.

¿Cree que el deporte puede ser una ayuda para los niños con discapacidad?

Sin duda. Es un fenómeno social muy fuerte, casi todo el mundo tiene un referente, un deportista, o un deporte que sigue. Es un elemento integrador más. El niño que tiene una discapacidad tienen unas necesidades sociales y tiene la necesidad de sentirse dentro del entorno y el deporte es una herramienta muy fuerte para que se sientan partícipe de ese grupo social. En judo por ejemplo, al no tener apenas adaptación, una persona ciega se puede sentir uno más en la clase y eso hace que aumente la autoestima y mejore la calidad de vida de esa persona con discapacidad.

Los de Río 2016 son sus terceros Juegos ¿qué espera conseguir en estos?

Quedé quinto en los último, perdí el bronce por una sanción y creo que esta es una buena oportunidad de conseguir medalla. Pero este año creo que he dado un pequeño salto de calidad para conseguirlo.

¿Cómo espera que sea la experiencia en Río 16 más allá del ámbito deportivo?

En Pekín disfruté más la experiencia porque no tenía presión de conseguir resultados, en Londres tuve mucha presión y no disfruté demasiado. En estos, espero ser más maduro y disfrutar más de los que son los Juegos que es algo muy bonito, como una ciudad se vuelca con una actividad, lo pabellones de judo, que no se suelen llenar, se llenan. Espero poder disfrutar de todo lo que rodea a este evento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios