RÍO2016Juegos Olímpicos

Paralímpicos Río 2016 Sarai Gascón firma un idilio de plata con Río

La catalana consigue la plata en el 100 mariposa, su tercera medalla en los Juegos

Sarai Gascón, con su medalla de plata en Río
Sarai Gascón, con su medalla de plata en Río - CPE

Otra más para Sarai Gascón. Otra plata más. La catalana ha demostrado el gran momento en el que ha llegado a los Juegos de Río y ha cerrado su participación con una nueva medalla en la final del 100 mariposa, volviéndose a quedar a las puertas del título paralímpico.

Gascón perdió tres décimas en Río. Las que le han faltado para marcharse de la ciudad carioca con dos medallas de oro. Ya le ocurrió en la final del 200 estilos, cuando se les escapó el título por dos décimas y en el 100 mariposa ha vuelto a ocurrir lo mismo. Por menos. Solo una décima evitó que sonara el himno español en la piscina.

Si la piscina tuviera 53 metros en vez de 50 estaríamos hablando de un oro. La catalana pasó quinta por el primer largo y tras el viraje comenzó su remontada. Era su momento. Tenía 50 metros para alcanzar la gloria y empezó a rebasar una tras otra a todas sus rivales. Scott cayó primero. Smith tardó un poco más. Y Gascón fijó su mirada en las dos niñas de 14 años que tenía por delante. La china Xu Jianling y la húngara Konkoli marcaban un buen ritmo, pero la española iba más fuerte. Konkoli cayó. Xu resistió por una décima.

«Los deportistas siempre queremos más y entre comillas no valoramos lo que hemos ganado», aseguró nada más salir de la piscina. Tenía una medio sonrisa, aunque sabía que se le había escapado el oro por un suspiro. «Ha sido solo una décima que no se puede ni calcular. Me ha faltado un poco de explosividad al principio, en los primeros 50, pero estoy contenta», indicó, consciente del buen papel que ha hecho en Río. «No esperaba subir tantas veces al podio y eso ha sido un éxito para mí»

La catalana, que nació sin parte del brazo izquierdo, empezó bien pronto en la natación. A los tres años ya disfrutaba del agua en su Tarrasa natal y a los siete ya competía. Su potencial era tal que debutó en unos Juegos con 15 años en Pekín, donde empezó su periplo con las medallas. De allí se llevó una plata y de Londres volvió con plata y bronce. Tres medallas que se unen a estas tres de Río, aunque tendrá que esperar a Tokio para hacerse con el oro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios