Nuria Marqués gana su primer oro paralímpico
Nuria Marqués gana su primer oro paralímpico - CPE

Paralímpicos Río 2016Nuria Marqués se baña en oro

La nadadora de solo 17 años se convierte en campeona paralímpica en el 400 libre

ENVIADO ESPECIAL A RÍO DE JANEIROActualizado:

Nuria Marqués venía a Río a por medalla y se ha superado a sí misma. La catalana se ha impuesto en la final de S9 de 400 metros libre contra todo pronóstico, con un sprint final que pocos esperaban en el Centro Acuático. Eran sus primeros Juegos y no ha pagado la novatada. Lo dio todo desde el inicio y en los últimos 50 vio que el oro era posible.

Por dos centésimas de diferencia Marqués ha hecho sonar el himno español por primera vez en la piscina de Río. Ya ocurrió con Mireia Belmonte en los Olímpicos, pero aún no se había dejado oír en los Paralímpicos hasta que llegó la gran promesa de la natación nacional. Tiene solo 17 años a sus espaldas, aunque ya habla como una veterana.

«He visto que quedaba la última piscina y estaba tan cerca que tenía que hacer un último esfuerzo», asegura nada más salir de la piscina, con una sonrisa que no puede disimular. Lo que sí que no podía ocultar esta mañana eran sus nervios. Era la primera vez que competía en unos Juegos y reconoce que estaba temblando hasta se tiró a la pileta. «Cuando toqué el agua todo se fue, pero en los últimos 50 volví a sentirlos», indica.

Ya dio un aviso en los Mundiales de Glasgow, cuando se hizo con cuatro medallas. Y lo volvió a hacer en los Europeos de Funchal, de donde regresó con siete metales. En Río disputa seis pruebas y en la primera ya se ha hecho con un oro. «Espero continuar mejorando mis marcas y seguir con la competicón igual que hoy», dice con la sonrisa que le acompañaba desde que tocó la pared y vio que era la nueva campeona paralímpica.

Marqués nació con un fémur más corto que el otro. Intentaron operarla en varias ocasiones pero la decisión de los médicos fue amputar la pierna. Empezó a nadar con tres años y a los siete se metió en las filas del Club Natación Martorell. Entrena con compañeros sin discapacidad y compite desde los 12 tanto en pruebas de natación adaptada como en normales. El hecho de que le falte una pierna no ha impedido que se marque unos objetivos y llegue a ellos.

Es muy joven, tiene toda una vida por delante y es consciente de que no pude dejar de lado sus estudios, que compagina con los entrenamientos diarios. De hecho, asegura que los libros le ayudan a organizarse y a tener tiempo para todo.