RÍO2016Juegos Olímpicos

Río 2016 'Hackers' rusos filtran supuestas pruebas del dopaje estadounidense

Las hermanas Williams, Simone Biles y Elena Delle Donne son los atletas que presuntamente utilizaron sustancias prohibidas durante los Juegos

Río 2016: 
'Hackers' rusos filtran supuestas pruebas del dopaje estadounidense
L. LÓPEZ - Actualizado: Guardado en: Rio-2016

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) denunció ayer que unos «hackers» accedieron ilegalmente a la base de datos del Sistema de Administración y Gestión Antidopaje (ADAMS) a través de una cuenta del COI creada con motivo de los Juegos de Río 2016 y, pocos minutos después, un colectivo ruso llamado «Fancy Bear» reivindicó este hecho dando todo tipo de detalles en su página y publicando una serie de datos poderosamente llamativos que agitan al mundo del deporte.

Los piratas informáticos señalan directamente a varios atletas de Estados Unidos que habrían competido en los últimos Juegos Olímpicos bajo los efectos del dopaje, algo que habría sido encubierto con certificados de aprobación de uso terapéutico y que implica a nombres de la talla de la gimnasta Simone Biles, las hermanas Venus y Serena Williams o la estrella del baloncesto Elena Delle Donne. Deportistas de peso y con un enorme poder mediático, de ahí el revuelo y la seriedad de un tema que puede tener mucho recorrido.

Las hermanas Williams
Las hermanas Williams- REUTERS

«Después de estudiar las bases de datos de la AMA “hackeadas”, nos dimos cuenta de que docenas de atletas estadounidenses habían dado positivo. Hay medallistas olímpicos de Río que toman regularmente drogas ilícitas justificadas por certificados de aprobación para su uso terapéutico. En otras palabras, tienen licencias para doparse. Esta es otra prueba de que la AMA y el Departamento Médico y Científico del COI (Comité Olímpoco Internacional) son corruptos y engañosos», explica un comunicado de «Fancy Bear».

Supuestamente, algunos de los deportistas más conocidos del país norteamericano presentaron antes y durante de los Juegos los mismos certificados que justificaban valores anómalos en análisis antidopaje. De momento solo se han mencionado a cuatro deportistas: las hermanas Williams, la estrella del baloncesto Elena Delle Donne y la estrella de Río 2016, Simone Biles.

Junto a ese texto se adjuntan los documentos originales de dichas atletas estadounidenses, que presentaron supuestamente antes y durante de los Juegos los mismos certificados que justificaban los valores anómalos en posibles pruebas antidopaje. La nueva Guerra FríaLa AMA expresó su malestar ante una situación de extrema gravedad y no dudó en señalar a Rusia directamente de esos delitos informáticos. «La AMA condena estos ataques cibernéticos en curso, que se están llevando a cabo en un intento de socavar a la AMA y al sistema antidopaje global y que se originaron en Rusia», agregó el director general del organismo, Olivier Niggli.

Con todo, no hay que olvidar que la AMA ya denunció en su momento, justo cuando se debatía sobre la admisión de los deportistas rusos en Río tras el escándalo del informe McLaren que desvelaba un dopaje de Estado masivo, ataques piratas de «Fancy Bear» a sus archivos privados en búsqueda de informaciones sobre Yulia Stepanova, precisamente la atleta que destapó el mencionado escándalo. El caso va más allá de lo meramente deportivo y el mismo Kremlin negó al instante cualquier implicación de los servicios de inteligencia rusos en el ciberataque. «Sin ningún lugar a dudas, no se puede ni hablar de cualquier implicación de Moscú, del Gobierno y de los servicios rusos en acciones de este tipo», dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Ninguna de las deportistas americanas señaladas se ha manifestado sobre este asunto, aunque la realidad es que esos apuntes médicos precisamente les eximen de cualquier tipo de dopaje. Simone Biles, una de las estrellas en Río, con cuatro medallas de oro y un bronce en gimnasia, dio positivo hasta en cuatro ocasiones por Metilfenidato, un psicoestimulante utilizado para tratar los trastornos por déficit de atención relacionados con la hiperactividad que sufre desde su infancia. Pero, del mismo modo, se aportan los certificados de exención terapeútica firmados por el doctor de la Federación Internacional de Gimnasia, quien autoriza a Biles la ingesta de Focalin XR, el medicamento que contiene esa sustancia dopante.

Lo mismo sucede con la jugadora de baloncesto Delle Donne (medalla de oro y una de las mejores jugadoras del mundo) con el medicamento Adderall, mientras que en el caso de las tenistas Venus y Serena Williams no hay constancia de positivos en los Juegos de Río, aunque sí están autorizadas a tomar antiinflamatorios y otros productos para tratarse los dolores físicos desde 2010. Concretamente, consumieron oxycodona, hydromorphona (opiáceo contra el dolor), prednisona y methylprednisolone (en ambos casos, antiinflamatorios).

El colectivo «Fancy Bear» promete seguir revelando nombres de ilustres deportistas. «Somos Anonymous. Somos legión. No perdonamos. No olvidamos. Esperamos», señala el grupo en su página web.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios