Tercera división

El veterano «Changui» sale de un coma después de 30 horas luchando por su vida

Ex jugador de Primera en el Compostela o el Deportivo, ha sido máximo goleador de Tercera en las dos últimas campañas con el Ribadumia

«Changui», en el homenaje que recibió por sus 300 goles como profesional
«Changui», en el homenaje que recibió por sus 300 goles como profesional - www.Futgal.es

Marcos Yáñez, «Changui», es uno de esos viejos rockeros de Primera división que se resiste a colgar las botas. Después de jugar con el Compostela y con el Deportivo de La Coruña en su época dorada (llegó a disputar dos partidos de Champions League como blanquiazul), continúa haciendo lo que más le gusta y lo que mejor sabe: meter goles. A sus 39 años, defiende la camiseta del modesto Ribadumia en el Grupo I de Tercera división, pero el delantero no pudo acompañar este domingo a su equipo porque permaneció en coma, luchando por su vida, durante 30 horas.

El Ribadumia recibía este domingo al Rápido de Bouzas y en el estadio de A Senra llamaba la atención un detalle. En una categoría donde los futbolistas lucen numeración del uno al once en las camsietas, para muchos aficionados locales no pasaba desapercibido que el «10» que habitualmente lleva «Changui» no corriera por el césped. Hugo, con el «17», ocupó el puesto de su compañero, que a esas horas permanecía ingresado en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela y mantenía en vela a su familia. El máximo goleador del grupo gallego de Tercera en las dos últimas temporadas ingresaba el viernes en coma y con 41 grados de fiebre.

Lo que parecía un simple proceso gripal se trataba realmente de una una infección que provocaba un fuerte proceso vírico al delantero nacido en Boiro, que permaneció más de un día en coma luchando por su vida. Aunque este lunes continuaba en la UCI, «Changui» (exjugador también de equipos como Extremadura, POntevedra, Las Palmas o Elche) respondía al tratamiento. Ya consciente, pudo hablar con su familia. Aunque la recuperación va por buen camino y el peligro, aparentemente, ha pasado, en su club mantenían la prudencia.

«Changui» ingresaba el pasado jueves en el Hospital de Barbanza después de que el miércoles se encontrara indispuesto durante el entrenamiento de su equipo. Desde allí fue derivado inmediatamente al Hospital Universitario de Santiago, donde se le realizaban todo tipo de pruebas. El jugador recuperaba la consciencia en la madrugada del domingo y ese día el Ribadumia le dedicaba el triunfo ante el Rápido de Bouzas (1-0).

Un gol de Fran Fandiño le daba la victoria a su equipo y todos los jugadores corrieron al banquillo para levantar la camiseta del veterano «Changui». Un delantero que en marzo de este mismo año recibió un emotivo homenaje por alcanzar los 300 goles a lo largo de su dilatada carrera profesional.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios