Ernesto Valverde durante la rueda de prensa previa al partido ante el Getafe
Ernesto Valverde durante la rueda de prensa previa al partido ante el Getafe - EFE
Getafe-Barcelona

Valverde, satisfecho con la euforia, no desvela si habrá rotaciones

«Prefuero que la gente esté ilusionada que tener un abismo frente a nosotros», aseguró el entrenador azulgrana

BarcelonaActualizado:

El barcelonismo está ilusionado con el inicio de temporada del equipo. Tras el bache sufrido ante el Madrid en la Supercopa de España, Valverde parece haber pulsado la tecla correcta para reconducir la situación y sumar cuatro victorias consecutivas (tres en Liga y una en Champions) con un balance de doce goles a favor y ninguno en contra. El entrenador prepara el desplazamiento a Getafe con tranquilidad pero satisfecho de la ilusión que respira en la afición. Al mismo tiempo valora la posibilidad de realizar rotaciones para refrescar a los futbolistas que más minutos han jugado y pensando en el cargado calendario de este mes de septiembre.

Una de las grandes incógnitas es cómo resolverá los descansos de sus estrellas y si Messi o Suárez encajarán bien las rotaciones. «Ya lo veremos. Hay tres partidos y vamos a empezar por el primero. Luego ya veremos cómo van las cosas en función de lo que piense el entrenador. Las rotaciones, los cambios... aquí de lo que se trata es de ganar, no olvidemos eso», explicó, dando por entendido que será complicado que Messi pueda descansar. En este sentido también se refirió a las dificultades que tendrá para sentar a a Iniesta, Rakitic o Busquets, tres jugadores que están en un gran momento de forma: «El que estén jugando bien no dificulta nada, más bien facilita. Si tiene que haber algún cambio, lo habrá», sorprendió.

Valverde se congratuló de que la afición esté satisfecha en estos momentos con el inicio de temporada, aunque aseguró que el equipo se mantiene al margen: «No sé si hay euforia. Nosotros estamos tranquilos, pero también lo estábamos hace un mes. Puestos a elegir, preferimos que la gente esté ilusionada y optimista que tener un abismo ante nosotros». Y analizó al rival de este sábado: «El Getafe defiende bien y es agresivo en defensa, presionando constantemente para no dejarte jugar. Llega con energía al ser un equipo recién ascendido y después de unos primeros partidos con buenas sensaciones. Es un equipo peligroso en la estrategia. Es una buena prueba. Nos jugamos nueve puntos en esta semana».

También se le cuestionó por el complicado compromiso del Real Madrid, que juega en Anoeta, con el agravante que los blancos ya han empatado dos de los tres partidos ligueros disputados, lo que les mantiene a cuatro puntos de los azulgranas. «Lo que haga el resto de equipos no nos importa demasiado, y más en estos momentos. Nos interesa nuestra trayectoria, consolidar nuestro juego. Es demasiado pronto. Lo que nos interesa a nosotros es mirar nuestro camino despejado e ir sacando nuestros partidos adelante. Preferimos fijarnos en lo que nosotros podemos incidir que en un campo en el que no sabemos lo que va a pasar», explicó el preparador, poco dado a entrar en polémicas.

Por último, valoró algunos nombres propios que está de actualidad. Uno de ellos es Aleix Vidal, que no solo ha desaparecido de las alineaciones sino que también se ha caído de las dos últimas convocatorias, en lo que es una situación que empieza a parecerse a la del año pasado cuando dejó de contar para Luis Enrique. Valverde descartó cualquier problema y le animó a seguir peleando por un puesto: «Estoy contento con él y su rendimiento. Nos puede ayudar en varias posiciones. Fue titular en Vitoria, aunque no ha entrado en la lista en los últimos partidos, pero esto puede cambiar».

Dembélé fue el otro nombre propio que trató. El francés se está integrando en el equipo y Valverde está satisfecho con su rendimiento: «Cada día está mejor en los entrenamientos. Ahora hay que verle en la competición. Esperamos que nos vaya dando más cosas. Es normal que se pregunte por él porque es joven y por lo que ha supuesto para el club. Hay que darle tiempo y esperar a que se adapte mejor. Tiene que meterse dentro de una idea de juego que es diferente a la que tenía. No creo que esté impactado por Messi ni por nada».