Ernesto Valverde habla con Luis Suárez durante el partido
Ernesto Valverde habla con Luis Suárez durante el partido - REUTERS
Sporting Lisboa-Barcelona

Valverde quita hierro al enfado de Suárez tras su cambio

«Fue una tontería. Era que estaba demasiado cerca para el cambio. Nada especial», asegura el técnico

BarcelonaActualizado:

Una de las imágenes del partido entre el Sporting de Lisboa y el Barcelona la protagonizó Luis Suárez al ser sustituido. El uruguayo estaba visiblemente molesto por su cambio en el último minuto y Ernesto Valverde trató de quitar hierro a la situación, que iba destinada a perder tiempo en los momentos finales. «Fue una tontería. Era que estaba demasiado cerca para el cambio. Nada especial», explicó el técnico, dando a entender que el uruguayo le había pedido que le avisara antes para poder alejarse más en el campo y perder más tiempo.

Valverde también analizó el partido y todo lo que sucedió durante los noventa minutos disputados. «Sabíamos que para ganar aquí hoy tendríamos que sufrir. El ambiente era fuerte, el contrario también. Creo que entramos al partido con determinación, dominamos el primer tiempo, aunque siempre expuestos a las contras de un Sporting muy rápido. Es verdad que después hemos tenido 10-15 minutos en los que nos han apretado y hemos tenido pérdidas que generaron inseguridad. Tuvieron una clara, nosotros pudimos sentenciar... la Champions es así», explicó el técnico.

No pudo evitar sonreír cuando se le recordó que ya suman cuatro goles a favor en propia puerta: «Para que haya goles en propia puerta, tienes que llegar al área y colocarla ahí. Ya sabemos cómo son esas jugadas. Los balones que van a portería, cualquiera puede darle. Los delanteros y los defensas». Y se refirió a buena racha que atesoran, con ocho victorias consecutivas: «Es verdad que estamos bien, pero no hay que mirar para atrás. El domingo tenemos otro partido». El preparador quiso darle a este triunfo su justo valor: «Yo le daba a este partido una importancia crucial, sobre todo porque consigues seis puntos de seis, sigues primero, ganas en un gran ambiente de fútbol y, sobre todo, cuando salió el sorteo, yo no quería al Sporting porque sé que es un gran equipo y es complicado jugarles».

No le hizo demasiada gracia que le preguntaran por el juego del equipo y su plasticidad: «No sé si aburrimos. Cada uno es libre de decir lo que quiera. Yo no me aburro. Y si ganamos, mucho menos. Hay veces que ganas de manera brillante y goleando, y otras que tienes que sufrir para ganar. Esto es así». Justificó la decisión de dejar fuera de la convocatoria a Deulofeu: «Había que tomar una decisión sobre un jugador. Me podrías haber preguntado por otro. Se visten 18, no puedo hacer nada más». Y volvió a defender a Luis Suárez cuando se le cuestionó por su falta de gol: «Ya marcó el domingo pasado un gol. Me preocuparía si no rondara el gol, pero él siempre está cerca del gol. Incluso en el gol de hoy, estaba cerca. Estoy seguro que volverá a marcar».

Precisamente, el uruguayo de manifestó por su cambio de rol y la bajada en su efectividad: «Lo que tengo que hacer es adaptarme a las circunstancias del juego. El entrenador sabe leer muy bien los partidos y nos tenemos que adaptar a lo que pasa en el campo». Y se congratuló por la victoria: «El Barcelona está para pelear por todos los torneos que se pueda. Vamos en una buena línea, y es positiva. Con un nuevo entrenador es complicado pero está demostrando que es muy buen entrenador y trabaja serio».

Andrés Iniesta valoró la victoria y la trascendencia que tienen los tres puntos en esta fase de grupos: «Es Champions y aquí todos los partidos fuera de casa son difíciles. Ellos tienen muy buenos jugadores, sobre todo de medio para arriba. Atacan bien, combinan bien. Hemos intentado contrarrestarles y creo que lo hemos logrado en gran medida, salvo alguna ocasión. Estos tres puntos nos dejan muy satisfechos y arriba en el grupo». El centrocampista añadió que «los partidos tienen fases y cuando te toca estar juntos porque ellos tienen el balón, hay que saber hacerlo. Ese es el camino, mejorar». La nota curiosa del encuentro fue la ovación que el José Alvalade rindió al manchego cuando fue sustituido. «Es difícil cuando juegas fuera de casa. Estoy agradecido a esas muestras de cariño y ojalá que pueda seguir siendo así», comentó agradecido.