Valverde y varios jugadores durante la despedida de Mascherano
Valverde y varios jugadores durante la despedida de Mascherano - AFP
Fútbol - Copa del Rey

Valverde confía en la remontada

«No es la primera vez que nos enfrentamos a un marcador adverso, hemos superado desventajas con menos margen de tiempo», apunta el técnico

BarcelonaActualizado:

El Barcelona se siente confiado en poder remontar el marcador adverso de estos cuartos de final de Copa. El 1-0 con el que el Español llega al Camp Nou les pone en ventaja pero el técnico azulgrana confía en el factor campo para poder darle la vuelta a la eliminatoria. «No es la primera vez que nos enfrentamos a un marcador adverso. De hecho, hemos superado desventajas con menos margen de tiempo. Espero que nuestro público nos ayude y nos empuje para pasar. El premio es goloso: estar una semifinal de la Copa. A ver si remontamos», explicó.

El partido de este jueves podría ser el del debut de Coutinho y Yerry Mina. El que seguro que estará es el colombiano, al que la marcha de Mascherano y la baja de Umtiti le da muchas opciones de estar en el banquillo. «Mascherano lleva mucho tiempo y sabe cómo jugamos. Yerry Mina acaba de llegar. Hay una desventaja a favor de Javier. Mina nos tiene que ayudar lo que queda de temporada. Contemplamos que entre en la lista por la lesión de Vermaelen. Tiene que ir cogiendo confianza. Estamos expectantes por ver lo que nos puede dar. Confiamos en que nos ayude con su carácter», reconoció el preparador, que se mostró satisfecho con la configuración de la plantilla: «Estoy muy contento con los centrales que tenemos. Yerry Mina tiene que pasar un periodo de adaptación. No pensamos en otra cosa que no sea recuperar a Vermaelen para ser cuatro centrales». De todas formas, la pareja de centrales será la formada por Piqué y Umtiti: «Umtiti está bien y se ha adelantado unos días en su recuperación. Está perfectamente para jugar».

Valverde explicó que «ahora la prioridad es el partido de Copa. Esto es una trampa permanente. Somos el Barça y queremos pasar. La Copa nos ilusiona. El partido más inmediato es el de mañana. Pondremos todo lo que sea para remontar el cruce». No obstante, descartó estar ante el choque del año: «No creo que sea el partido más importante. Es un partido a cara o cruz, como el del Celta, donde si no ganábamos nos íbamos fuera de la Copa. La desventaja es mayor a la que teníamos entonces». Eso sí, recordó la importancia que tiene un derbi para el Barcelona y para el Español: «Siempre he vivido este derbi de una manera especial. La distancia en la clasificación quizás le resta cafeína, pero ahora son ellos los que nos ganaron. Este partido siempre está señalado tanto por el lado del Español como por el nuestro».

Valverde explicó que «todos los equipos quieren hacer lo que hicimos contra el Celta: ponernos 4-0 en la primera parte», pero añadió: «Hay que superar todas las circunstancias. Esperamos que el Español presente un partido como el de ida, defendiendo bien y saliendo a la contra». Y respondió a preguntas sobre la dureza a la que tendrán que enfrentarse sus jugadores: «No creo que vaya a serlo. En la ida hubo tensión, con gente revolucionada, pero fue un partido limpio. Se notará que se juegan cosas y que es un derbi, pero no espero bronca». Finalmente trató de averiguar el plan de Quique Sánchez Flores: «No será un Español que salga muy al ataque desde el principio. Van ganando y es un equipo de orden, de solidaridad... Me imagino un partido parecido al de la ida».

Quique y Valverde en los prolegómenos del partido de Liga de esta temporada
Quique y Valverde en los prolegómenos del partido de Liga de esta temporada-EFE

Quique Sánchez Flores, por su parte, se mostró optimista respecto al desenlace de la eliminatoria. «Dijimos que dividiríamos la eliminatoria en dos partidos de 90 y mañana, por lo tanto, tenemos un encuentro nuevo. El 1-0 no nos da para especular ni para jugar con el marcador. Serán 90 minutos largos e intensos. Habrá mucho juego, intensidad y queremos dar una buena respuesta», explicó el entrenador del Español, que añadió: «No es difícil imaginar el tipo de partido. Tenemos el ejemplo del Celta. Esperamos una salida importante del contrario, que intente mandar, dejar su sello, pero nosotros también tenemos muchas razones y motivos para esforzarnos, poner piernas y actitud. Sabemos que mañana cada gol vale doble. No ponemos el contador en el minuto en el que no debemos encajar, hay que demostrar potencia, empaque, oficio, que no demos más al rival de lo que tiene e incluso cierta tranquilidad pese al alto estado emocional. Esto me transmite cierta tranquilidad de que la cosa puede salir bien».

El Español no descarta sumar una segunda victoria ante un rival que no ha perdido esta temporada en Liga ni en Champions: «Si pensamos lo contrario, no mereceríamos estar aquí. Creemos que todo es posible. Competir bien no basta un día, hay que hacerlo siempre. Tenemos la ilusión de poder estar en la siguiente ronda. Pase lo que pase hay que llegar al vestuario con la sensación que lo dimos todo y con la afición orgullosa y satisfecha». Incluso no descarta marcar en el Camp Nou: «El gol mañana tiene doble valor y dependerá más de lo que hagamos nosotros. Leo nos ha dado muchas cosas en los últimos partidos y no tengo ninguna preocupación». Y concluyó: «Los jugadores tienen mañana muchas ganas de jugar, ellos lejos de huir siempre quieren estar todos, participar, llegan a la elite porque son fuertes mentalmente».