Luis Suárez y Leo Messi durante un entrenamiento
Luis Suárez y Leo Messi durante un entrenamiento - AFP
Fútbol

Valencia y Madrid obligan al Barça a ganar hoy al Villarreal

Los de Marcelino se colocan a dos puntos de los azulgranas y los de Zidane a cinco tras sus respectivas victorias

BarcelonaActualizado:

El Barcelona saltará esta noche al estadio de La Cerámica sabiendo que un empate no le otorgaría los réditos que obtuvo la semana pasada cuando lo que parecía un tropiezo en el Camp Nou ante el Celta se tornó en un preciado botín tras el empate del Madrid en San Mamés y la derrota del Valencia en Getafe. En esta ocasión los de Marcelino y los de Zidane han cumplido con su obligación y aprietan un poco más al líder, que aspira a marcharse de vacaciones navideñas con el bagaje obtenido en la clasificación. La goleada del Madrid al Sevilla (5-0) y el triunfo del Valencia sobre el Celta (2-1) son un aviso para los azulgranas, que siempre viven duelos complicados cuando se enfrentan al Villarreal.

«Siempre tenemos que mejorar alguna cuestión, pero estoy satisfecho de cómo van las cosas. Me gusta ver cómo el equipo va solventando situaciones. Hemos ido sacando partidos después de las dificultades del inicio. Esperemos que se mantenga», ha explicado Valverde, que tiene numerosas bajas para el partido de esta noche. A las ya conocidas de Dembélé, Mascherano, Umtiti y Rafinha, se le ha unido la de Andrés Iniesta, que no se ha recuperado a tiempo de sus molestias musculares. Bajas de peso en todas las líneas. Será una nueva ocasión para ver a Piqué junto a Vermaelen en el centro de la zaga, aunque el técnico también ha convocado a David Costas, del filial. La baja de Iniesta, en cambio, podría facilitar la titularidad de Denis Suárez, que ha aprovechado los minutos de los que ha disfrutado y se encuentra en un buen nivel. También parece clara la continuidad de Paco Alcácer, que se ha reencontrado con el gol. El descarte de Deulofeu, más allá de constatar que existe un problema con el extremo catalán, pone de relieve la apuesta de Valverde por el atacante español.

No se lo pondrá fácil el Villarreal, que también tiene numerosas ausencias. «Tenemos que valorar también qué pueden hacer para solventar las bajas que tienen. Seguirán en la línea, seguro. Quieren la pelota, someter al rival. Seguro que intentarán lo mismo con nosotros. Serán fieles a sí mismos aunque tomen alguna precaución», explicó Valverde. Javier Calleja, que no puede contar con Bruno Soriano, Andrés Fernández, Denis Cherishev ni Nicola Sansone, tampoco tendrá a su disposición a Pablo Fornals, que ayer sufrió un desmayo durante el entrenamiento por una hipoglucemia que le obligó a ingresar en un centro hospitalario, ni a Bacca, que no superó una última prueba para constatar su estado físico.

Raba y Bakambu celebran un gol
Raba y Bakambu celebran un gol-EFE

El Villarreal lo apuesta todo a la efectividad de Bakambu, que se está destapando como la estrella del submarino amarillo y un serio aspirante a ganar el Pichichi. El congoleño suma nueve goles en la Liga, dos en Copa del Rey y tres en Europa League, lo que le convierte en una de las grandes referencias ofensivas del fútbol europeo. Será un duelo interesante el que mantenga con Ter Stegen, uno de los porteros que más en forma está del panorama futbolístico mundial. Precisamente, delanteras y porterías centrarán buena parte del interés de esta noche. Por el lado azulgrana, Leo Messi llega motivado tras la consecución del quinto Balón de Oro de Cristiano Ronaldo, que se autoproclamó como el mejor futbolista del mundo. seguramente el argentino querrá contrarrestar sus palabras con una actuación en La Cerámica que le permitan aumentar sus 13 goles y poner tierra e por medio con Zaza, Iago Aspas y el propio Bakambu. En el lado castellonense destacará el regreso de Sergio Asenjo, que tiene muchas posibilidades de volver a la titularidad tras superar una nueva lesión de rodilla que le ha tenido nueve meses sin jugar. El portero debutó en Copa hace dos semanas.

Calleja sabe que muchas de las opciones del Barcelona pasarán por Messi. «Sabemos que tiene una incidencia clara en el juego de su equipo, pero no hacemos nada especial para pararlo. La idea es intentar pararlo entre todos, con el juego de todo el equipo y como equipo». Y asegura que a pesar de las numerosas bajas que tiene para el choque se siente optimista: «Para mí, este partido llega en el mejor momento, es un buen partido para romper la mala racha y todo lo que está sucediendo. Contra el Barcelona vamos a estar todos, el equipo, la afición y es un momento ideal para volver a ganar». Es más, el técnico del equipo amarillo recuerda enfrentamientos anteriores: «Les hemos ganado partidos y se ha competido siempre. Por ello la idea es no estar acomplejados, la de ser el Villarreal y confiar en nuestro juego y nuestra personalidad».