Sorteo del Mundial 2018España espera un «grupo de la muerte»

Brasil, Argentina, Alemania o Portugal pueden ser nuestro gran rival. Lopetegui no teme al probable «grupo más duro del Mundial»

Actualizado:

El Kremlin abre las puertas al fútbol universal en una jornada histórica para un país tan legendario como el ruso. Construido con madera en el año 1.156 por el príncipe Yuri Dolgoruki en la colina Borovítskaya, que quiere decir «del Pinar», se transformó en su residencia, antes de convertirse a lo largo de unas décadas en el verdadero corazón de Moscú. Cerrado herméticamente para el resto de los mortales durante siglos, esta fortaleza deja hoy paso a las figuras eternas de este deporte en una metáfora perfecta de la apertura de toda la nación para que los mejores treinta y dos países del balompié del planeta vivan el sorteo que elegirá a sus rivales en el inminente Mundial de Rusia 2018. A Fiodor Mijailovich Dostoyevski, encarcelado en 1849 por sus ideas de libertad, le habría gustado describir este acontecimiento, que ha permitido que cientos de periodistas deambulen por salas y lugares que esconden en sus paredes silenciosas decisiones draconianas que cambiaron el mundo.

Brasil o Portugal: Fueron nuestros rivales en los dos ensayos del sorteo. Junto a los brasileños salieron Suecia y Japón, el verdadero grupo de la muerte

Hace mucho frío en Moscú. Nieva a las cuatro de la tarde. Pero el sorteo de hoy estará muy caldeado, porque el reparto equilibrado de los ocho grupos con países de al menos tres continentes en cada uno provocará competencias muy duras para pasar a la siguiente fase. Solo puede haber dos equipos europeos en cada grupo. La selección española es la gran protagonista de este peligro, la más temida en este miedo. Campeona del mundo hace siete años, doble campeona de Europa en 2008 y 2012, sus malas actuaciones en el Mundial de Brasil y en la Eurocopa de Francia han significado que nuestro equipo nacional sea hoy el ogro del sorteo, porque no consta entre las ocho selecciones cabezas de serie del torneo. Será el enemigo indeseable del segundo bombo. Al tener que jugar obligatoriamente con un país sudamericano o europeo como cabeza de serie, el dramatismo épico del cuarteto que nos toque en liza está asegurado. Por esta misma razón, la representación española en Moscú asume que jugará en «el grupo de la muerte», pues nos puede tocar Brasil, Argentina, Alemania o Portugal como primer compañero de viaje.

La referencia de la FIFA a las bolas calientes o frías tuvo el efecto contrario al deseado. ahora todo el mundo tem que las habrá «cálidas». El rumor de los pasillos del Kremlin, cuán Rasputin: «A Rusia no le tocará España, que es demasiado dura». Veremos

Con abrigo oscuro y bufanda negra y blanca, Julen Lopetegui observa esta situación con realismo: «Tengo claro que nos tocará un grupo muy duro». El seleccionador español se pone en lo peor con optimismo, porque antes o después deberá lidiar con los mejores toros. Y España es también uno de esos toros. Todos los adversarios brindan con vodka del bueno para eludirnos en la primera fase. Pero algunos se emborracharán hoy de preocupación.

Ensayo: Brasil o Portugal

Los dos simulacros de sorteo llevados a cabo esta semana no deja lugar a dudas. En el realizado hace tres días, España se encontró con Portugal, Corea del Sur y Senegal como contrincantes. Cristiano y Pepe contra Isco y Ramos. No está mal. Pero el ejecutado ayer a la una de la tarde, cuando comenzó a caer una nevada preciosa, nos deparó como oponentes nada menos que a Brasil, Suecia y Japón. Cristiano frente a Neymar, Casemiro y Marcelo. «Este sí que sería el grupo más difícil del Mundial», valoraba otro integrante de la expedición española en Moscú, con Juan Luis Larrea al mando. Los suecos eliminaron Italia, a la que ganamos también nosotros, y los japoneses son el mejor conjunto asiático con diferencia. Carles Puyol, talismán de Sudáfrcia 2010, que participará en el sorteo en nombre de nuestro fútbol, lo expuso con claridad. «Ese sería el verdadero grupo de la muerte para España».

Bolas calientes y frías

Las múltiples pruebas estadísticas de los grandes enemigos que nos puede deparar el bombo moscovita confirman que Brasil o Argentina, por ser cabezas de serie sudamericanos, tienen las mayores probabilidades de ser el principal rival del grupo español. Si fuera un grande europeo el cabeza de serie que nos saliera de la bolita, Alemania, Portugal, Francia y la anfitriona, Rusia, serían los más complicados. Bélgica y Polonia son los deseados.

El terremoto de las horas previas a la histórica jornada en el Kremlin fue la referencia de la FIFA a las bolas calientes y frías. Nadie pensaba en ello y el recuerdo de viejos manejos, como el vivido por las dos Alemanias cuando fueron incluidas en el mismo grupo del Mundial 1974 para clasificarse las dos, ha puesto a todos en guardia. «Excusatio non petita, accusatio manifesta». Todo el mundo piensa ahora que habrá bolas «cálidas». Ya hay radio macuto, cuán Rasputin al mando de los secretos de pasillo: «A Rusia no le tocará España, que es dura», expresó un jugador. Bale lo verá desde casa, eliminada Gales. Y toda Italia. Si Fiodor Dostoyevski levantara la cabeza, vería como Rasputin las clasificaba con sus manipulaciones.