Selección españolaLopetegui: «A Piqué le tocará echar agua fría, como a todos»

El seleccionador reconoce que la situación es «desagradable» y pide cordura para sellar con tranquilidad el pase al Mundial

Actualizado:

Julen Lopetegui habló en la noche de el lunes en El Partidazo de Cope sobre la reacción de los aficionados de la selección con Gerard Piqué. El seleccionador calificó la situación como «desagradable», y cree que al central le toca, «como a todos», frenar la polémica para que no se enturbie el ambiente en el combinado nacional: «A Piqué le tocará echar agua fría, como a todos. Nos jugamos el trabajo de año y medio, y para generar el ambiente que necesitamos tenemos que contribuir todos».

Lopetegui recalcó que Piqué es «muy querido» en el vestuario, y explicó los motivos para seguir confiando en el jugador: «Su compromiso, que es bárbaro. No analizamos la opinión política o la forma de pensar. Es seleccionable, quiere venir, ha tenido buen comportamiento, y mientras sea así no vamos a mirar más allá».

El seleccionador nacional no quiso valorar si era oportuna la opinión expresada por Piqué sobre el referéndum de Cataluña, solo un día antes de su concentración con el equipo nacional: «No voy a analizar lo que Piqué hizo o no hizo. Tengo mi opinión, pero me la reservo porque mi responsabilidad está por encima de eso. Tengo la sensación de que los medios no nos van a ayudar mucho dado el cariz que cogen los acontecimientos, por las dos partes».

Y negó que el central haya pensado en abandonar la concentración: «He hablado con él. Después de lo ocurrido quería saber cómo está anímicamente y si está al 100% mentalmente aquí. He visto bien a Piqué. Concentrado, motivado. Espero que vuelva cuanto antes la cordura, el buen rollo y el buen ambiente».

Por último, reconoció que haber entrenado a puerta cerrada «habría sido un error» pese a que el entrenamiento apenas duró diez minutos ante la insistencia de los pitos del público en Las Rozas. «La gente tiene derecho a manifestarse, pero cuando entran en el insulto, pierden la razón. Cerrar las puertas habría sido peor el remedio que la enfermedad».