Segunda B

Un micrófono abierto provoca un terremoto en el Burgos

El rechazo de los socios a la gestión del club y la grabación de unos desafortunados comentarios de la directiva provocan el adelanto electoral

Juan Carlos Barriocanal, presidente del Burgos C. F.
Juan Carlos Barriocanal, presidente del Burgos C. F.

El Burgos perdía el pasado domingo ante el Palencia, que se presentaba en El Plantío como colista, y caía al último puesto de la clasificación en el Grupo I de Segunda división B. Dolorosa derrota que provocaba la destitución de Paco Fernández como entrenador, la llegada de Manix Mandiola al banquillo y caldeaba la asamblea que se celebraba este lunes, una reunión que resultó muy convulsa. En medio del nerviosismo vivido durante la cita con sus socios, un micrófono de «burgosdeporte.com» captaba unos desafortunados comentarios de los dirigentes del club y los acontecimientos se precipitaban. La crisis institucional que arrastra la entidad y la pérdida de crédito de la actual directiva han terminado por provocar el adelanto electoral, inicialmente previsto para mayo de 2017. Habrá elecciones antes de final de año.

Colista con un punto después de seis jornadas, el Burgos une a su preocupante situación deportiva una grave crisis social. La asamblea del pasado lunes comenzaba con los ánimos caldeados y acababa en terremoto. El varapalo que supuso para los dirigentes del conjunto burgalés la derrota ante el Palencia tuvo continuidad en la cita con sus socios, que dieron la espalda a las cuentas. Tumbaron la memoria económica de la temporada pasada, no aprobaron los presupuestos para la actual campaña y reclamaron dimisiones a la directiva. Un escenario que el presidente Juan Carlos Barriocanal y sus más estrechos colaboradores no se esperaban y que provocó su enfado.

En medio de ese caos en la asamblea, los dirigentes del club burgalés entablaron una pequeña conversación y no se percataron de la presencia de un micrófono de Burgosdeporte.com que captó sus desafortunados comentarios ante la «rebelión» de los socios. «Vamos a seguir hasta que no haya dinero. Sí, luego que les den por el culo. Y se lo dejamos muerto. Se lo merecen» o «Cuando no haya dinero, yo cojo mi pasta y me piro. No se merecen nada» fueron algunas de las frases que intercambiaron y que fueron grabadas durante esos momentos de tensión. También se oyeron amenazas: «Le voy a dar un par de hostias a ese de barbas que le voy a poner firme».

La publicación de esos comentarios un día después generaba un gran enfado entre los socios en las redes sociales, que exigieron dimisiones. Ante el revuelo generado entre su afición, la directiva del Burgos daba su versión de lo sucedido a través de la cuenta oficial del club en Twitter y mostraba sus disculpas. La polvoreda, sin embargo, no se apagaba.

Este miércoles, durante la presentación de Manix Mandiola como nuevo entrenador del primer equipo, Juan Carlos Barriocanal anunciaba la convocatoria «inmediata» de elecciones a la presidencia del club. También adelantaba que no se presentará a la reelección tras haber dirigido la entidad durante los últimos ocho años.

Y en medio de este convulso panorama, el Burgos CF, club que militó seis años en Primera y que se vio obligado a refundarse en la temporada 1982-83 tras desaparecer por una pésima gestión de su directiva, tiene el reto de abandonar el último puesto del Grupo I de Segunda B, al que caía el pasado domingo. Y lo afronta de la mano de Manix Mandiola, que era presentado este miércoles. El pasado curso dirigió al Tudelano y en una brillante temporada guió al conjunto navarro hasta los playoff de ascenso. El domingo se estrenará en el campo del filial del Celta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios