José Barral, presidente del grupo Sonda cuando Neymar fue al Barça y el abogado Eliseo Martinez
José Barral, presidente del grupo Sonda cuando Neymar fue al Barça y el abogado Eliseo Martinez - EFE

DIS seguirá persiguiendo a Neymar aunque vaya al PSG

El grupo Sonda solicita la inhabilitación del futbolista vía penal y asegura que su marcha a otro equipo no le permitirá eludir el castigo

BarcelonaActualizado:

Con el futuro de Neymar en el aire no solo el Barcelona es la única entidad preocupada. También el Grupo Sonda, al que pertenece el fondo de inversión DIS está pendiente de los movimientos del brasileño. Hay que recordar que Sonda es un conjunto de empresas de diversos sectores como supermercados, gasolineras e inmobiliarias que también ha invertido en fútbol. DIS es la que cuando Neymar jugaba en Santos tenía el 40 por ciento de todos sus derechos y que se siente perjudicada tras el traspaso del paulista al Barcelona, motivo por el que han llevado el caso a la justicia.

El grupo inversor ha emitido un comunicado «ante los insistentes rumores sobre el futuro profesional del futbolista Neymar Jr., aparecidos en medios de comunicación de todo el mundo». DIS, ha querido realizar varias precisiones. El comunicado que consta de cuatro puntos, confirma que Neymar seguirá siendo perseguido por el grupo empresarial, que tiene interpuesta diferentes demandas.

«El pasado 4 de mayo, la Audiencia Nacional de España dictó auto de apertura de juicio oral por el llamado Caso Neymar, en el que están acusados, entre otros, tanto Neymar Jr, como su padre Neymar Da Silva y en el que DIS ejerce la acusación junto al Ministerio Fiscal. Dicha decisión del juez llegó tras desestimarse todo tipo de recursos de las partes acusadas. Las partes están pendientes ahora de la comunicación de la fecha de inicio del juicio», empieza explicando el comunicado.

DIS prosigue relatando cómo está ahora mismo la situación: «La Fiscalía de la Audiencia Nacional acusa a Neymar Jr. y a su padre de corrupción en los negocios (Artículo 286 bis del Código Penal). DIS, a cuya querella se unió la asociación brasileña FAAP, acusa a Neymar Jr. y a su padre de corrupción entre particulares (Art. 286 bis 1 y 2 CP) y de un delito continuado de estafa en su modalidad de simulación contractual (art. 251.3)».

El grupo brasileño «solicita en dicho inminente juicio penas de cinco años de cárcel para Neymar Jr, así como su inhabilitación profesional para todo el periodo de duración de la condena, inhabilitación que, según la legislación comunitaria, sería efectiva para todo el territorio de la UE. La Fiscalía de la Audiencia Nacional también solicita penas de cárcel para Neymar Jr.». Hay que tener en cuenta que si Neymar fuera inhabilitado no podría jugar en Europa durante el tiempo que se estimase oportuno, por lo que viviría una situación similar a la de Luis Suárez cuando fue castigado por la FIFA o a las de Aleix Vidal y Arda Turan cuando solo podían entrenarse a la espera que concluyera la sanción de la FIFA al Barcelona por el fichaje de menores.

En este sentido, el grupo Sonda es rotundo: «Con independencia del destino profesional del jugador Neymar Jr., DIS mantendrá su acusación ante el inminente juicio oral, confiando en que la Justicia repondrá los daños económicos y morales que le originó el fraudulento fichaje de Neymar por el Fútbol Club Barcelona mediante una serie de acuerdos rubricados entre 2011 y 2013».