Salida de los detenidos tras el registro de su domicilio
Salida de los detenidos tras el registro de su domicilio - R. ORDÓÑEZ

Las pruebas que pueden ser claves para el «caso Arandina»

La Policía registraron ayer el domicilio de los detenidos para intentar confirmar los abusos a una menor

BurgosActualizado:

Tres jugadores de la Arandina, el portero y dos delanteros de este equipo burgalés del Grupo VIII de Tercera división, pasarán hoy a disposición judicial tras la denuncia presentada por una menor que les acusa de haber abusado sexualmente de ella y de haber grabado y difundido imágenes suyas de contenido explícito. Tras varias horas detenidos, la Policía Nacional trasladó ayer a los tres jugadores al piso alquilado que comparten en Aranda de Duero para registrarlo. El objetivo era comprobar si pudo ser en ese inmueble donde tuvieron lugar hace unos diez días las relaciones sexuales que fueron grabadas con algún dispositivo, probablemente un móvil. De las conclusiones de un registro que se prolongó durante cuatro horas solo se sabe que los policías judiciales sacaron del lugar abundante material en grandes bolsas de plástico.

Los tres jugadores llegaron al club el pasado verano. El primero en hacerlo fue Viti, de 22 años, de Bembibre (León); un mes después se cerró el fichaje de Lucho, de 24 años y natural de Astorga (León), y la última incorporación fue la de Raúl Calvo, de 19 años y nacido en Bóveda de Toro (Zamora). Tras la denuncia formulada por la supuesta víctima en una comisaría de Madrid, los dos primeros fueron detenidos en Aranda de Duero el lunes por la noche, mientras que el más joven, que se encontraba en Valladolid en ese momento, fue detenido tras presentarse voluntariamente en comisaría al saber que le estaban buscando.

La edad de la menor

La mayor duda que se mantiene en este momento, al declarar el juzgado de Instrucción 2 de Aranda de Duero el secreto de sumario, es la edad de la denunciante. Todas las fuentes consultadas coinciden en que es menor de edad, aunque resulta clave saber si tiene menos de 16 años, dado que entonces quedaría totalmente descartada la posibilidad de que las relaciones sexuales fueran consentidas. Fuentes de la investigación aseguran que, según la denuncia de la joven, esta acudió voluntariamente al piso de los futbolistas pero se negó a mantener relaciones sexuales con ellos.

La complejidad del asunto, los pocos datos que se conocen y el hecho de que los tres detenidos sean jóvenes de una cierta relevancia pública ha supuesto prácticamente un muro de silencio oficial. El club de fútbol en el que militan emitió dos comunicados. En el primero, se limitaban a decir que «las detenciones nada tienen que ver con temas relacionados con el fútbol ni con el club» y muestran su máximo respeto a la Justicia. En el segundo, la directiva aseguró que si se confirma que el motivo de la detención de los tres jugadores del equipo de fútbol burgalés es porque han cometido un delito de abusos sexuales, éstos «quedarán automáticamente apartados de la disciplina de la Arandina». Mientras tanto, el Ayuntamiento de la localidad y el resto de formaciones políticas han preferido guardar silencio.

Sin embargo, en las calles de esta localidad del sur de Burgos, en el corazón de la Ribera del Duero, casi todas las conversaciones giraban ayer en torno a las detenciones e, incluso, la identidad de la denunciante. Es una joven vecina de Aranda pero había quienes la identificaban hasta con nombre y apellidos como una adolescente de 15 años, mientras otros apuntaban a otra joven de casi 18. También llegaron a cambiar su residencia imaginaria a León y hasta a Murcia. Las imágenes grabadas fueron asimismo objeto de comentarios con todo tipo de detalles sobre su contenido.

Una tercera línea de investigación abierta apunta a que la joven estaría en tratamiento psicológico en una fundación madrileña y que solo quiso subir al piso por la posibilidad de mantener relaciones sexuales con uno de los futbolistas, aunque ante el cambio de situación decidió negarse y finalmente se habría visto presuntamente obligada.