Guardiola, gesticulando ante Redmond
Guardiola, gesticulando ante Redmond - AFP

Premier LeagueRedmond desvela los motivos de la cólera de Guardiola

El jugador del Southampton, que se llevó una descomunal bronca del técnico del City tras el partido, aclaró lo sucedido

Actualizado:

Pep Guardiola protagonizó una de las imágenes del partido entre el Manchester City y el Southampton que su equipo acabó ganando gracias a un gol en el descuento de Sterling. Tras celebrar el gol y el triunfo con gritos y saltos en su zona técnica, el entrenador catalán se fue a por el futbolista rival Nathan Redmond y las cámaras le cazaron echándole una tremenda bronca.

La conversación entre ambos pronto llegó a la prensa inglesa, que especuló con los motivos del rapapolvo, muy llamativo por los aspavientos del entrenador. Y hasta tal punto llegaron las especulaciones que el propio Redmond tuvo que aclarar en un comunicado lo que realmente había sucedido.

«Acabo de ver la historia y sentía que tenía que decir algo y aclarar algunas cosas que están circulando. Quiero dejar absolutamente claro que el técnico del Manchester City, Pep Guardiola, no dijo lo que el diario 'The Sun' está afirmando falsamente. Sí, él fue muy apasionado, intenso y agresivo, pero también fue muy gentil y positivo hacia mí. Me habló sobre mis cualidades como joven jugador inglés y que le gustaría habernos visto atacar como la temporada pasada. Le dije que solo hice lo que mi entrenador ordenó. Y eso es todo. Nada más y nada menos. Nada de negativo u ofensivo por parte de Pep, y eso es lo que le convierte en uno de los mejores entrenadores del mundo», explica el jugador del Southampton.

«Perder de la manera en que lo hicimos, en el último tiro del partido después de trabajar tan duro durante más de 90 minutos, me dejó muy decepcionado, pero cuando uno de los mejores entrenadores del mundo te alaba o te da consejos en cualquier sentido, escuchas. Tristemente, esta historia es un ejemplo del periodismo holgazán y una completa broma. No favorece a los periodistas deportivos que me gustan, que hablan del juego y que trabajan felizmente con verdadero respeto», zanjó Redmond.

Guardiola, arrepentido

También Guardiola re refirió posteriormente a las imágenes que había protagonizado con el jugador rival. «¿Si me arrepiento de la forma en la que hablé con Redmond? Sí. Hice lo mismo con otro jugador que tuve, Joshua Kimmich, y después también me arrepentí. Pero soy así y no lo puedo controlar. Espero poder mejorar. Dije lo que aclaró Redmond en su comunicado: lo admiro como futbolista y creo que tiene cualidades para atacar», se explicó Guardiola.

«Si la FA quiere mi comentario sobre la situación, la daré de nuevo. Pero si no la creen, no entiendo que hacemos en las ruedas de prensa. Ya he explicado lo que pasó, lo hice después del partido. Nunca juzgaré cómo juegan los rivales contra mí. Porque sé que ellos también querrán ganar. Lo único que dije es que no ganamos de manera más clara porque es muy difícil atacar a un equipo con muchos futbolistas detrás del balón», cerró el tema el entrenador español del Manchester City.