Víctor Claver, jugador del Barcelona y de la selección
Víctor Claver, jugador del Barcelona y de la selección - ORIOL CAMPUZANO
Selección española

«No nos preguntaron y ahora sufriremos»

Los internacionales, disgustados por tener que elegir entre la selección y sus clubes

Actualizado:

La FIBA y la Euroliga los ha colocado en un peligroso cruce de caminos que ellos no han buscado. Los jugadores españoles, esos «chicos de oro» que han conquistado en este comienzo de siglo una docena de medallas en Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos, se ven ahora entre la espada de atender la llamada de la selección y la pared de cumplir con el compromiso contraído con sus clubes, que al fin y al cabo son los que les pagan el sueldo todos los meses.

«Se nos ha puesto a los jugadores por delante. No es justo porque tampoco se nos preguntó a los jugadores por este calendario y ahora los que lo vamos a sufrir somos nosotros», lamentó ayer en declaraciones a la Cope Víctor Claver, uno de los fijos en las convocatorias de los últimos años.

El ala-pívot insistió en la postura que parece común al resto de seleccionados:«Los que tengamos partidos con nuestros clubes es complicado que podamos ir con la selección», aseguró al tiempo que hurgó en la gran pregunta que planea en toda esta guerra: ¿Por qué se obliga a los clubes de la Euroliga y no a los de la NBA? «El seleccionador está obligado a convocar a los mejores –continuó Claver– pero es un poco raro que los de la NBA no estén. Nos preocupa una posible sanción. Nos puede afectar tanto por un lado como por otro, también con los clubes, así que cuando sea el momento tomaremos una decisión para salir lo menos perjudicados posible».

Lo cierto es que cada vez queda menos margen para hablar de esa «decisión» de la que habla Claver. En concreto, quince días a contar a partir de hoy. Sergio Scariolo tiene hasta las ocho de la tarde del jueves 23 de noviembre para dar la lista definitiva del partido que ese viernes disputará España en Podgorica contra Montenegro. Y después, tendría hasta el sábado por la noche para la convocatoria del domingo 26 en Burgos frente a la actual campeona de Europa, Eslovenia.

Mientras es materialmente imposible que el primer partido lo disputen los once españoles que forman parte de equipos que disputan la Euroliga, sí parece más factible que todos ellos, así como los madridistas Doncic y Randolph puedan disputar el España-Eslovenia.Dependerá tanto de la disposición de los jugadores como de los clubes. Estos últimos no van a presionar a los jugadores, al menos públicamente, ni en un sentido ni en otro, porque se arriesgan a ser sancionados de acuerdo con la Ley del Deporte. Por su parte, la Federación no quiere meter más presión de la debida a un grupo de jugadores que ha dado tantas alegrías a nuestro país.

«Todos queremos estar con la selección y también con el club. Por eso cada verano vamos a la selección con todas las ganas, pero esta es una situación diferente», concluyó Claver. Más contundente fue su compañero de equipo, Joan Sastre: «Siempre es un orgullo poder estar en esa lista y que me llamen pero tenemos un contrato con el club y hay partidos en esas mismas fechas y tenemos que jugar este partido con nuestro club. Hay un contrato con el club y hay que cumplirlo», subrayó Sastre que dijo que la Federación aún no se ha puesto en contacto con ellos.