Neymar posa con Nasser Al-Khelaifi durante su presentación como nuevo jugador del PSG - REUTERS
Fútbol

Neymar se presenta con un mensaje al Barça: «Nunca me ha motivado el dinero»

El brasileño colapsa París y se muestra ilusionado ante su nueva etapa: «Tengo ambiciones y me duele que me comparen con Figo. Tengo derecho a irme donde yo quiera»

BarcelonaActualizado:

París se ha volcado con Neymar y el brasileño no ha defraudado. Es la apuesta del club francés para conquistar la Liga de Campeones y su afición la sabe. Ahora sabe que tiene un icono que conjuga buen juego y ambición. La Torre Eiffel se vistió de gala ante un futbolista por el que se han pagado 222 millones de euros. Mientras, los seguidores han arrasado y han agotado las 5.000 camisetas con su nombre que se habían puesto a la venta. El futbolista se mostró feliz, ambicioso y aprovechó para mandar un mensaje al Barcelona. Asegura que no se ha ido por dinero.

«Tengo ambiciones. El PSG las tiene muy parecidas a las mías. Quiero desafíos más grandes y mi corazón iba en este sentido. Estoy muy feliz. Quiero ayudar a este equipo a conquistar nuevos títulos», explicó el futbolista, que compareció junto al dueño del club francés, Nasser Al-Khelaifi. Neymar quiso mostrar su humildad y aseguró que «no quiero ser la única estrella. Quise venir a París porque quería algo diferente, un nuevo desafío, no porque no me sintiera valorado. No vengo aquí a por más protagonismo para mí. Lo que merece el PSG es que lo dé todo por él».

Aprovechó el paulista su presentación con los nuevos colores de su camiseta para mandar un mensaje al Barcelona y a sus seguidores, que le tachan de pesetero y mercenario. «Nunca he estado motivado por el dinero. Nunca. Pienso en mi felicidad y en la de mi familia. Siempre sigo a mi corazón. Lamento que alguien piense así de mí. Y aprovecho para volver a darle las gracias al PSG por confiar en mí», apuntó. Incluso fue más allá y respondió a los que le comparan con Figo, como hiciera el expresidente Joan Gaspart: «Estoy triste al ver que los aficionados del Barça me comparan con Figo. No he faltado el respeto a nadie y cada uno es libre de marcharse donde y cuando quiere. Le quiero dar las gracias otra vez al club y a todos sus aficionados». Y se mostró rotundo al hablar sobre Messi: «Si me he ido del Barça no es por Leo. Yo quería jugar con él porque era mi ídolo. Le doy las gracias por todo lo que me ha enseñado en cuatro años».

Neymar sorprendió a los presentes cuando desveló que había tomado la decisión recientemente y que durante las últimas semanas no tenia claro qué decisión tomar: «Pensé mucho. La decisión no ha sido sencilla. La tomé del todo hace dos días. Tenía que ver lo que debía hacer con mi vida. Debía estar seguro al cien por cien. El proceso ha sido complicado. Ahora estoy contento. He seguido mi corazón». Y no escondió que le costó mucho decidirse: «Esta decisión ha sido difícil. Estaba bien adaptado en el Barça, tenía amigos en el club y no ha sido nada fácil cambiar. Ha habido muchas tensiones y he tenido que pensarlo mucho. Ver lo que tenía que hacer con mi vida. Esto es el fútbol. Nuestras vidas van muy deprisa y estoy muy contento de tener este nuevo paso. He pasado cuatro años fantásticos con mi gente en el Barça y sentía que debía cambiar».

El paulista, que quiso dejar claro que «no me asusta ser el jugador más caro del mundo. No tengo más presión por ello, no tengo más peso, peso 69 kilos», alabó el potencial del PSG: «Casi en cada partido contra el PSG he marcado goles. Me siento un privilegiado por estar en un equipo con jugadores excelentes. Me encanta estar entre ellos». Y rompió una lanza en defensa del fútbol francés: «He escuchado a mucha gente hablar de la Ligue 1 y criticarla. He hablado a todos los que han jugado aquí y la verdad es que no hay partidos fáciles. Será un reto volver a recuperar el título francés. Tendremos mucho potencial».

Finalmente, reiteró su ambición: «Quiero escribir un capítulo de la historia, nuevos desafíos y ayudar al PSG a escribir la historia del fútbol. París no necesita a Neymar para ser una ciudad tan bella». Y se refirió al controvertido tuit de Piqué por el cual, el defensa desvelaba que Neymar había decidido no moverse del Barcelona, algo que finalmente no sucedió: «Estábamos juntos cenando y lo pasábamos bien. Le pedí que no lo hiciera, porque no había tomado la decisión. Pero bueno, él quiso hacer la broma y expresar lo que sentía. Piqué es un gran amigo mío».