FC Barcelona

La Audiencia Nacional reabre el caso Neymar: el jugador vuelve a estar imputado por estafa

El tribunal obliga al juez a procesar al futbolista, su padre, el expresidente Rosell y al Santos

Vídeo: La AN ordena reabrir la investigación a Neymar - EP

La Audiencia Nacional ha reabierto la investigación a Neymarpor una posible estafa al fondo de inversión brasileño DIS al fichar por el Barca. La sección cuarta de la sala de lo Penal ha estimado el recurso de la Fiscalía, que se opuso al archivo de la causa y solicitó que se procese al jugador, a su padre, al expresidente Sandro Rosell y al Santos. Esta decisión supone que el futbolista vuelve a estar imputado en el caso.

El tribunal ordena al juez José de la Mata, el investigador del caso que cerró la causa, que envíe a juicio al futbolista, su padre, Rosell y al club brasileño. Este paso, el procesamiento, es el previo a la apertura de juicio oral: en medio, las acusaciones solicitarán sus penas y calificarán los hechos y los imputados presentarán sus escritos de defensa.

Esta investigación indaga si el futbolista brasileño engañó al fondo DIS, el que poseía el cuarenta por ciento de los derechos federativos del futbolista en el momento de su fichaje millonario por el Barcelona. Al ocultar el importe real de la contratación, el fondo brasileño dejó de cobrar el dinero que le correspondía: «solo» se llevó 17 millones de euros.

La Audiencia Nacional ha llegado a la conclusión de que existen «indicios suficientes de la comisión» de los delitos investigados: el de estafa y también el de corrupción entre particulares. Este último existiría porque la maraña de contratos en la que se enmascaró el fichaje «alteró el libre mercado» de fichaje de futbolistas, al ocultar información a otros clubes.

El futbolista ya acudió a la Audiencia Nacional a declarar por estos hechos y aseguró que su padre se encargaba de todos los detalles. Neymar Senior explicó que su hijo no sabía nada de las negociaciones entre el Santos y el Barça y trató de explicar todos los contratos firmados, que habrían elevado el fichaje hasta más de 83 millones.

La investigación principal por el fichaje del jugador brasileño se cerró en los juzgados de Barcelona con un pacto entre la Fiscalía y el club. Esta causa desveló que el expresidente Rosell y el actual presidente Josep María Bartomeu escondieron el fichaje en una tela de araña de contratos para ocultar el coste real y evadir los impuestos debidos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios