Asnake Wolde, el árbitro insultado en el Ribadedeva-Nalón
Asnake Wolde, el árbitro insultado en el Ribadedeva-Nalón - El Comercio
Fútbol

Los insultos racistas y machistas en el Ribadedeva-Nalón que avergüenzan al fútbol asturiano

Un pequeño grupo de aficionados se cebaron con el árbitro, de raza negra, y una juez de línea

Actualizado:

Asnake Wolde, colegiado de la delegación de Gijón, recibió graves insultos racistas en el partido de Regional Preferente asturiana disputado este domingo entre el Ribadedeva y el Nalón, según ha reflejado en el acta del encuentro, donde ha constatado además las ofensas machistas que recibió una de sus auxiliares.

Él trío arbitral, según informa El Comercio, comentó durante el descanso lo que estaba sucediendo, pero se decidió que el partido debía continuar. «Tenía decidido suspender el partido en el momento en el que se pasase del insulto a la agresión física. Decidí esperar al final para reflejarlo todo en el acta. Pero los insultos eran muy, muy graves», recuerda el árbitro.

Según el acta del partido, que finalizó con empate 1-1, hasta en cinco ocasiones los aficionados locales protagonizaron estos incidentes profiriendo gritos hacia su persona que aludían a su «mierda de raza» para explicar que «pitara tan mal». Asnake Wolde, etíope de 31 años, lleva en Gijón desde hace trece. «Negro de mierda» y «qué pena que no se te pinchó la patera» fueron algunas de las afirmaciones destinaron a Wolde, que tuvo que ampliar la redacción del acta para incluir amenazas e insultos dedicados en particular también a sus asistentes.

Entre ellos figuran los dedicados a la linier Sonia Güeva en los que los aficionados locales, identificados por sus cánticos e indumentaria, la vinculaban directamente con el ejercicio de la prostitución y «solicitaban» precio por unos teóricos servicios que le eran reclamados para después del partido.

Los insultos, que se acompañaron de amenazas tales como «date la vuelta, que te voy a romper la cabeza con esto» -en alusión a un bastón-, acabaron con alguna indicación más para la asistente a quien los aficionados invitaron finalmente a cambiar el arbitraje por «fregar en casa», donde consideraron que «estaba mejor».

Según ha explicado Asnake Wolde, no es la primera vez que le toca vivir una situación así durante su carrera arbitral. Hace diez años, cuando comenzaba en el mundo del arbitraje, también tuvo que soportar que una espectadora le insultase, aunque en esa ocasión fue expulsada del campo. No obstante, el colegiado afirma que atribuye lo sucedido a casos aislados.

La Agrupación Deportiva Ribadedeva a pedido perdón a través de un comunicado por la actitud de algunos de los aficionados que se dieron cita en el duelo ante el Nalón, que también ha criticado los incidentes y ha mostrado su solidaridad con el trío arbitral.