Iniesta y Busquets levantan la Copa del Rey ganada ante el Alavés
Iniesta y Busquets levantan la Copa del Rey ganada ante el Alavés - EFE
Fútbol

Iniesta avisa al Barça para que no se la juegue con Busquets

«Si no sigue, será un error descomunal por lo que significa como jugador, por lo que significa su figura», advierte

BarcelonaActualizado:

Se acerca el adiós de Andrés Iniesta. El manchego jugará el domingo su último partido con el Barcelona y recibirá el homenaje del club y de la afición. Mientras tanto, el capitán valora su trayectoria en el club en el que ha estado desde los doce años. Agradecido, no abandona su visión crítica ante lo que no le gusta. Y una de las últimas advertencias que ha realizado ha llegado a colación de la petición de Sergio Busquets para que el club cumpla la promesa que le hizo cuando renovó y le suba el salario. Iniesta advierte al Barça de la debacle que supondría la salida del futbolista catalán. «Si no sigue, será un error descomunal por lo que significa como jugador, por lo que significa su figura. Le quedan muchos años de fútbol y entiendo que es fundamental. No sé cómo están las cosas personales, pero no es bueno que el club deje lugar a dudas», explicó en una entrevista concedida al periodista Jordi Basté, de Rac-1.

También abordó otras cuestiones de candente actualidad, como la posible marcha de Neymar al Madrid, y repasó su trayectoria con la camiseta azulgrana. «Neymar es de los mejores jugadores que hay actualmente. Que lo tuviera el Madrid sería un punto a favor. Pero de ahí a terrible...», reconoció Iniesta, que quiso desdramatizar la posibilidad focalizada por Leo Messi. El argentino había dejado claro en una entrevista reciente la repercusión que podría tener ver al brasileño vestido de blanco. Precisamente, Iniesta se rindió al fútbol del argentino: «Lo de Messi es increíble. No hay otro como él. Como jugador no hay otro. ¿Balón de Oro? Forma parte del fútbol, pero no es el fútbol. El fútbol es lo que pasa en el campo».

El futbolista se abrió ante las preguntas personales que le cuestionaban sobre sus sentimientos en un momento en el que se acerca el adiós: «Estoy nervioso por el domingo. Lo he ido comentando con alguna gente. Cuando ves que llega el final de cualquier cosa, los sentimientos están todavía más a flor de piel. Es una decisión que tomo yo, pero se hace duro». Aunque deja claro que su decisión es irrevocable: «No he pensado en dar marcha atrás. Es una de las decisiones más importantes de mi vida. Una fue venir de Fuentealbilla y otra es esta». Tampoco quiso desvelar dónde jugará la próxima temporada después de que las negociaciones con China sufrieran un parón por las cifras que se estaban moviendo: «Todo está muy decidido a falta de estos últimos tres días que acabaremos de pulir alguna cosa. Será Japón o China. Lo anunciaré la semana que viene, cuando ya acabe todo. Quiero ser yo el que dé la primera palabra del sitio donde vaya».

Iniesta desveló algunas interioridades, como los motivos de su suplencia en la final de París de 2006, cuando Frank Rijkaard le dejó en el banquillo y le dio la titularidad a Van Bommel. «Me supo mal ser suplente en la final, pero cuando empezó el partido sólo tenía ganas de entrar y jugar. Rijkaard me explicó por qué no jugaba. Me dijo cosas fuertes, pero me las reservo». Y reconoció que Pep Guardiola siempre ha sido su referente. «Siempre he tenido como ídolo a Guardiola. Para mí, que él fuera nuestro entrenador supuso una motivación increíble. La Liga empezó con derrota y empate y decidí decirle que íbamos bien porque el equipo me transmitía cosas muy positivas, diferentes», explicó al recordarle que el propio Guardiola había desvelado una conversación que tuvo con el manchego tras un mal inicio de temporada. Iniesta también tocó temas del presente, como la derrota en Roma, lo que supuso la eliminación de la Champions en cuartos: «Posiblemente sea uno de los momentos más dolorosos de mi carrera. Fue inesperado, inexplicable. Fue un mazazo muy fuerte para todos. No lo esperábamos».