Yerry Mina felicita a Dembélé durante el partido ante el Villarreal
Yerry Mina felicita a Dembélé durante el partido ante el Villarreal - AFP
Fútbol

La goleada del Levante sentencia a Yerry Mina

El colombiano recibe duras críticas por su actuación y no se descarta su cesión en el mercado estival

BarcelonaActualizado:

No fue la noche de Yerry Mina. De hecho, fue una de sus peores noches. El colombiano, que reclamaba minutos para poder mostrar su valía, quedó retratado en la goleada que el Levante le infligió al Barcelona y su futuro ha quedado comprometido por la imagen que se ofreció. La lesión de Umtiti y las molestias de Piqué aconsejaron unas rotaciones en el centro de la zaga en la que Vermaelen y Yerry Mina fueron los defensas titulares. Ahí se pudo comprobar la ausencia de compenetración entre ambos y la falta de adaptación del cafetero, que erró en tres de los cinco goles que el Levante el hizo al Barça. «Pesadilla para Yerry Mina en el Ciutat de Valencia», «Yerry Mina, retratado en los cinco goles recibidos» o «Yerry, una mina de oro para el Levante», son algunos de los titulares con los que el futbolista habrá desayunado esta mañana.

Tanto la prensa como los críticos coinciden en afirmar que Mina ha desaprovechado una oportunidad para reivindicarse y que su partido será recordado, además, por ser en el que se perdió la imbatibilidad en Liga que se perseguía para conseguir un récord histórico. Las redes sociales ardieron con mensajes hirientes y llenos de desconfianza. La comparativa más común era qué podía suceder en un partido de exigencia de Champions, por ejemplo, si esta defensa hacía aguas ante un equipo que hacía unas pocas jornadas estaba en puestos de descenso y ya no se jugaba nada. «Hemos sido un equipo muy sólido esta temporada y no es normal que nos metan cinco goles. El Levante ha jugado muy liberado, ha armado muy bien las contras y nosotros no las hemos podido controlar. Lo normal es que de varias contras que te hagan puedas controlar alguna. Hoy ha sido imposible. Cada vez que llegaban, gol», explicaba Valverde. No obstante, el técnico trató de defender a su defensa: «Yerry, viendo el resultado, piensa que los defensas han tenido un día horrible. Ha tenido personalidad en momentos determinados del partido. No lo he visto mal. Hay que tener en cuenta la efectividad que ha tenido el rival».

Si mucho se estaba hablando de la posibilidad de ceder a Yerry Mina en este mercado estival que se abrirá en breve, las opciones cobran más fuerza ahora. Además, no hay que olvidar que el colombiano, Coutinho y Paulinho ocupan las tres plazas de extracomunitarios permitidas e impiden la llegada de Arthur. Valverde ha podido comprobar que Mina es un jugador de futuro pero que necesita la adaptación de jugar en un equipo europeo. El técnico no pidió el fichaje pero la marcha de Mascherano al fútbol chino durante el pasado invierno dejó desguarnecida una defensa que necesitaba efectivos. Yerry Mina fue una llegada de urgencia que no ha gozado nunca de la confianza de Valverde. El extremeño quiso dársela ayer pero no le salió bien. La secretaría técnica deberá analizar ahora todas las opciones y trabajar para recomponer una defensa con fisuras. A las serias dudas sobre Yerry Mina se le une la fragilidad física de Thomas Vermaelen, lo que le resta seguridad para entrar en las rotaciones, y la incertidumbre sobre la continuidad de Samuel Umtiti. El francés, con una cláusula de 60 millones de euros, pide triplicar su salario para descartar una salida y la postura con el club está bastante alejada.