Fútbol

El giro inesperado a la expulsión del juvenil del Reus

La directiva del club ha pedido perdón a Rubén Sánchez tras echarle por vestir la camiseta del Nástic

Rubén Sánchez con la camiseta del Nástic
Rubén Sánchez con la camiseta del Nástic

El caso de Rubén Sánchez, el jugador juvenil expulsado por el Reus por vestir durante el último derbi provincial la camiseta de su máximo rival, el Nástic de Tarragona, ha dado un giro inesperado. El club al que pertenecía hasta hace unos días está intentando dar marcha atrás pidiendo disculpas al jugador: «Hemos cometido un error y lo asumimos. Ha sido un error de fondo y forma. Las personas que tomaron la decisión no la consultaron previamente y vamos a tomar medidas», ha explicado Joan Oliver, máximo accionista del Reus.

De hecho, el Reus Deportivo quiere iniciar en los próximos días conversaciones privadas con la familia del joven jugador expulsado para intentar que éste vuelva a la disciplina rojinegra. «No hemos dicho nada estos días porque hemos esperado que el foco mediático se rebajara», ha señalado Joan Oliver, que ha reiterado en diferentes ocasiones que todo lo acontecido ha sido un «error» por el que pedían «perdón».

Disculpas que la familia del joven jugador ha aceptado, aunque después de las formas que utilizó el Reus para echar a Rubén Sánchez, y que en su día denunció la familia, parece poco probable que el jugador regrese al club rojinegro.

El conflicto se produjo hace unos días cuando, como consecuencia del primer derbi tarraconense en Segunda división, entre el Reus y el Nástic, el joven jugador acudió al campo de su equipo acompañado de amigos y con la camiseta del Nástic, por el que siente mucha proximidad, ya que es socio y aficionado, así como su familia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios