Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona y de la fundación del club
Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona y de la fundación del club - AFP

La fundación del Barça gasta más en asesores externos que en proyectos

La ONG paga 4,5 millones en «servicios profesionales independientes» por los 4,3 que invierte en «ayudas concedidas»

MadridActualizado:

La Fundación Fútbol Club Barcelona gasta la mayor parte de su presupuesto anual en contratar abogados, asesores y otros profesionales externos. Así lo reflejan las cuentas oficiales depositadas en la Dirección General de Entidades Jurídicas de la Generalitat de Cataluña, dependiente del Departamento de Justicia.

En el último ejercicio fiscal disponible, que va del 1 julio de 2015 al 30 de junio de 2016, la Fundación Fútbol Club Barcelona manejó un presupuesto de 9,8 millones de euros. De estos fondos destinó 4,25 a «ayudas concedidas», mientras que los gastos en «servicios exteriores» alcanzaron los cinco millones de euros. La mayor parte, 4,48 millones, se destinaron a la contratación de «servicios profesionales independientes». Este capítulo contable recoge los gastos en profesionales como abogados, consultores, economistas u otros asesores. Expertos del sector de la cooperación consultados por ABC aseguran que carece de lógica que estos gastos superen la cuantía de los fondos destinados a proyectos sociales, y que lo idóneo es que sean lo más contenidos posibles.

Balance que recoge los gastos de la Fundación Fútbol Club Barcelona
Balance que recoge los gastos de la Fundación Fútbol Club Barcelona-ABC

En el ejercicio anterior, 2014-2015, la diferencia fue aún más acentuada. Destinaron a ayudas 4,19 de millones de euros, mientras que los servicios exteriores supusieron más de 5,6 millones. La mayor parte, 5,24 millones, se empleó en «servicios profesionales independientes».

Explicaciones

Fuentes oficiales de la Fundación Fútbol Club Barcelona dijeron ayer a ABC que el motivo de que ese capítulo contable sea tan abultado es que ahí incluyen «el pago a colaboradores locales de 53 países para implementar nuestras actividades».

Además de los servicios profesionales independientes, la fundación del club azulgrana abonó el pasado año casi 200.000 euros en «publicidad, propaganda y relaciones públicas», entre otros gastos. Las fundaciones sin ánimo de lucro, que gozan de exenciones fiscales, están obligadas a invertir en proyectos el 70 por ciento de sus ingresos.

Sumados a los proyectos

Las ayudas declaradas por la fundación del Barcelona están por debajo de esa marca, pero la mayor parte del gasto en «servicios profesionales independientes» ha sido prorrateado dentro de los proyectos sociales porque esos pagos se enmarcan en los «fines fundacionales» de la entidad.

Estas actividades se dividen en cinco áreas: Acción Social, Valores, Cultura e Investigación, Formación y Veteranos y, por último, Unicef. La de mayor presupuesto es el área de «Valors», con 3.476.876 euros. Dentro de este capítulo destaca, con 1,78 millones, el proyecto «FutbolNet Middle East», dedicado a «fomentar valores» entre los niños de Oriente Próximo a través del fútbol.

El organismo que controla a las fundaciones catalanas es el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat. No consta que haya abierto inspección alguna a la fundación del club catalán. El último ejercicio contable disponible se aprobó el 19 de septiembre de 2016 con la firma del presidente de la ONG y del club de fútbol, Josep Maria Bartomeu.