Las jugadores del Atlético celebran el triunfo
Las jugadores del Atlético celebran el triunfo - EFE
Atlético-Barcelona

Fiesta grande del fútbol femenino en el Calderón

El Atlético, nuevo líder de liga, tras su victoria ante el Barcelona en un estadio lleno y entregado

Actualizado:

Desde las once de la mañana la actividad en las taquillas del Vicente Calderón era incesante. No era día de Champions, pero las bufandas y las banderas ondeaban sin cesar. El Atlético y el Barcelona se jugaban el liderato. Lo defendía el club azulgrana ante el equipo rojiblanco, segundo a solo dos puntos. Por eso la afición se volcó. Las colas para conseguir una entrada llegaban hasta la Glorieta de Pirámides y todavía entraba gente pasada la media hora de encuentro, y no solo al anillo inferior que esperaban que se llenara. Se habilitó también la parte superior. La afición respondió a la fiesta del fútbol femenino.

Así lució el Calderón
Así lució el Calderón- L. M.

Familias enteras se desplazaron al Calderón, abierto por iniciativa de Lola Romero, directora de la sección femenina del Atlético, que lo propuso en una junta directiva hace un mes. La respuesta de los despachos y de los seguidores fue un rotundo sí. Un último acto de lujo para el estadio del Manzanares, pues solo San Mamés acogió antes otro partido de fútbol femenino, para la Champions.

13.935 espectadores vibraron con la entrega de rojiblancas y azulgranas. Dos goles atléticos en la primera parte alimentaron de energías las gargantas del pùblico: niñas, niños, padres, madres, jugadoras de otros equipos y de otras categorías, aficionados al deporte, al Atlético, al Barça, al fútbol.

La buena dinámica rojiblanca se apagó un ápice en la segunda parte, cuando las azulgranas apretaron la portería defendida por Gallardo. Más despistes en el centro del campo propiciaron el mayor acercamiento del Barcelona, y el gol, de las botas de Andressa Alves. Más alicientes para la entrega del público, que disfrutó de la calidad tècnica de los dos mejores equipos de la liga.

En la fiesta del Calderón ganó el Atlético, ovacionado tras el partido y con vuelta de honor incluida, que se convierte en nuevo líder. Pero sobre todo ganó el fùtbol femenino, protagonista por derecho propio en un estadio que se rindió a las jugadoras.