Fraude a Hacienda

Eto'o se enfrenta al mayor castigo para un futbolista

La Fiscalía española nunca pidió una pena tan elevada para un jugador por fraude a Hacienda: 10 años de cárcel y 18 millones

Otro futbolista se sitúa en el objetivo de la Hacienda española y esta vez el castigo que se pide para él, Samuel Eto’o, es máximo: 10 años de prisión y 18 millones de euros de multa. El fiscal pide penas que suman 10 años y 6 meses de cárcel para el exjugador del Mallorca, Barcelona, Real Madrid o Inter, entre otros clubes, y su representante, José María Mesalles, por cuatro delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios de 2006 a 2009, así como el pago de indemnizaciones que superan los 18 millones. Eto’o ya fue acusado hace unos años de haber defraudado 3,5 millones al fisco en lo relativo a sus derechos de imagen, pero en vez de arreglar la irregularidad y pagar lo que debe como han hecho otros –Mascherano, Íker Casillas, se hizo el sueco. Una actitud que le puede costar cara en un futuro de aspecto lúgubre para él.

El salario de los futbolistas se compone normalmente de dos conceptos: la ficha federativa, que supone el 85 por ciento de su sueldo, y los derechos de imagen. El jugador suele ceder estos derechos a favor del club en un montante que no puede representar más del 15 por ciento del salario. Pero a su vez, suelen ceder parte de ese concepto a alguna sociedad gestora. Los futbolistas ceden parte de su imagen al club para que la pueda explotar por sí mismo o por sus socios comerciales. Por ahí han venido la mayoría de las inspecciones de Hacienda.

La Fiscalía solicita la apertura de juicio oral contra Eto’o, Mesalles y el administrador de la sociedad húngara Tradesport and Marketing, Manuel de Jesús Lastre, que habría facilitado la comisión del fraude y que ascendería a 3.872.621 euros en los cuatro años.

Según el fiscal, el camerunés obtuvo en ese periodo importantes ingresos por los derechos de imagen que cedió a Puma y al Barcelona, que deberían haber tributado. Eto’o simuló que cedió los derechos a dos sociedades de Hungría y España. Las rentas desviadas hacia Hungría no tributaron a Hacienda y las de la española lo hicieron a un tipo muy inferior al que correspondía en el IRPF.

En Turquía

Las cantidades defraudadas ascenderían en esos cuatro años a 504.003, 1.283.653, 1.138.000 y 946.965 euros, respectivamente. El fiscal exige que reintegren el dinero a Hacienda. Y pide que Eto’o y Mesalles sean condenados a cuatro multas de 800.000, 5.200.000, 4.500.000 y 3.800.000 euros. Las sanciones solicitadas para el administrador de la sociedad húngara suman un total de 2.250.000 euros.

Después de dejar el Barcelona, Eto’o ha jugado en el Inter de Milán, Anzhi ruso, Chelsea, Everton. Sampdoria y actualmente lo hace en Turquía (Antalyaspor).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios