Champions

Los castigos a los que se expone el Barça por las esteladas

La UEFA podría castigar con dureza al club si considera que existió «complicidad» con las entidades organizadoras de la protesta

Esteladas en el Camp Nou en el partido ante el Celtic
Esteladas en el Camp Nou en el partido ante el Celtic - EFE

La UEFA ya tiene en su poder el informe de Steen Dahrup, su delegado en el Camp Nou durante el partido de la Champions League contra el Celtic. El texto redactado por el danés será determinante para que el máximo organismo del fútbol europeo abra un nuevo procedimiento disciplinario contra el Barcelona por la exhibición de 30.000 esteladas en las gradas. Es previsible que, como en casos anteriores, este expediente acabe en otra sanción al club que en los últimos años acumula una colección de castigos económicos por este motivo. Parte del barcelonismo se plantea ahora si pueden adoptarse medidas más duras contra la entidad por esa reincidencia. No es descartable, pero también por otros motivos.

La primera sanción al Barcelona (30.000 euros) llegó por las esteladas desplegadas en la final de Champions 2015, gesto que la UEFA entendió como un desafío a su estricta normativa, que prohibe la exhibición de cualquier lema o símbolo político en los estadios. Castigo al que sucedió uno similar hace un año, tras el partido contra el Leverkusen, aunque la cantidad se incrementó hasta los 40.000 euros. Suma y sigue. Hace cuatro meses, en junio, otro varapalo de 150.000 euros para las arcas azulgranas, sanción que se encuentra aún pendiente de la resolución del TAS (Tribunal de Arbitraje del Deporte). Pero tras la masiva presencia de esteladas contra el Celtic, el Barça vuelve a verse amenazado.

Todo parece indicar que el informe del danés Dahrup llegará hasta el Comité de Disciplina, pero en esta ocasión existe un detalle importante. Aunque el reparto de las banderas volvió a efectuarse en las inmediaciones del estadio, y pese a que el Barcelona se desmarcó del acto, la UEFA podría entender la existencia de cierta «complicidad». Y es que los presidentes de tres de las cuatro entidades soberanistas que organizaron la iniciativa (ANC, Òmnium y Plataforma Proseleccions Catalanes) siguieron el duelo ante los escoceses desde el palco del Camp Nou.

Un nuevo artículo

Hasta la fecha, la UEFA ha basado las sanciones por las esteladas en el artículo 16.2 de su Código Disciplinario, en el que se recoge la prohibición de «todas las formas de propaganda ideológica, política y religiosa» por parte de los aficionados, haciendo al equipo responsable de ellos. La cuantía de las multas se han ido elevando, y el siguiente paso apunta el cierre parcial del Camp Nou si la UEFA cambia de página y mira al artículo 14.7. En él están recogidas esas mismas prohibiciones, pero referidas a jugadores, directivos, técnicos y empleados de clubes. El castigo en este caso, más duro, puede suponer el cierre parcial del campo, o total en casos de extrema gravedad. La presidencia de esos invitados en el palco puede provocar un problema al Barça, que se muestra tranquilo.El club insiste en sus argumentos: «las esteladas no están prohibidas, no incitan a la violencia y no son una manifestación estrictamente política, sino de carácter identificativo». [El Barça, dispuesto a todo].

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios