Guillermo Abascal, en su primer entrenamiento con el Lugano
Guillermo Abascal, en su primer entrenamiento con el Lugano - www.fclugano
Fútbol

El español Guillermo Abascal, un entrenador precoz en el fútbol profesional

El técnico andaluz, que ha firmado por el Lugano suizo, es uno de los técnicos más jóvenes al frente de un equipo europeo de Primera

Actualizado:

Unai Emery, Pep Guardiola, Rafa Benítez, Manolo Jiménez. Los entrenadores españoles son cada vez más apreciados en Europa y, temporada tras temporada, son más los que tienen un hueco en clubes de primera línea o en selecciones nacionales, como Roberto Martínez con Bélgica. Otros muchos, como el andaluz Guillermo Abascal, trabajan casi de forma anónima en equipos mucho más modestos, aunque su labor no pasa desapercibida. Este sevillano, a sus 28 años, acaba de convertirse en uno de los técnicos más jóvenes del fútbol profesional europeo al ser elegido por el FC Lugano, conjunto suizo de la máxima categoría, para ocupar en su banquillo.

Formado en la cantera del Sevilla, «Guille» Abascal, como es conocido en el mundo del fútbol, compartió vestuario en La Masía del Barcelona con futbolistas tan reconocidos como Jordi Alba, Giovanni Dos Santos, Bojan, Iago Falque, Fran Mérida, Raúl Baena o Alberto Botía. Mientras sus antiguos compañeros continúan celebrando goles vestidos de corto, él lo hace en la banda mientras aprovecha para corregir errores y dar instrucciones porque desde muy joven descubrió su vocación de entrenador y a los 19 años dejó de jugar para comenzar su formación. Este martes vio cumplido su sueño de entrenar en la élite al dirigir su primer entrenamiento con el FC Lugano, club de la Superliga suiza que esta temporada ha disputado la Europa League.

A sus 28 años, la progresión de este joven técnico sorprende. La pasada temporada dirigió al infantil B del Sevilla, en verano hizo las maletas para emprender la aventura europea en Suiza y firmó por el FC Chiasso. Su trayectoria en este club de la Segunda división suiza ha provocado que el Lugano le haya ofrecido la oportunidad de sentarse en su banquillo con el objetivo de intentar evitar el descenso. Una responsabilidad que, lejos de asustarle, le ha servido de estímulo. El próximo sábado, convertido en uno de los técnicos más jóvenes del fútbol profesional europeo, debutará contra el Thun, un duelo contra un rival directo en la zona baja.