Rivalidad

El clásico Madrid-Barça también se juega en EE.UU.

La rivalidad entre los dos grandes del fútbol español tendrá su próximo terreno de juego en el mercado de EE.UU., donde el Barça acaba de abrir oficina.

El Empire State Building, con los colores del Barcelona
El Empire State Building, con los colores del Barcelona - AFP

EE.UU. es ‘El Dorado’ del fútbol. Un mercado potencial de más de 300 millones de personas, amantes de los deportes profesionales, adictas a las retransmisiones televisivas y acostumbradas a aflojar la billetera para comprar camisetas y gorras. Pero el éxito del ‘soccer’ es la promesa eterna que no se cumplió con el Mundial de 1994, ni con la llegada de estrellas como David Beckham. Ahora hay vientos de cambio: la población hispana gana peso, cada vez se retransmiten más partidos en directo, sobre todo de la Premier League, pero también de la liga española y de la alemana; y los estadios se llenan cuando vienen los grandes europeos: en tres partidos de su gira de verano, el Real Madrid reunió a 300.000 espectadores. EE.UU. ya ha vuelto a mostrar interés en volver a acoger un Mundial, el de 2026.

La última señal de que el fútbol se calienta en EE.UU. es el desembarco del Barcelona. El equipo español presentó esta semana en Nueva York su oficina de representación, cuyo principal objetivo es «abrir canales comerciales en los mercados americanos con el objetivo de incrementar los ingresos».

Desde hace un par de años, el club blaugrana tiene una sede similar en Hong Kong, que ha disparado su negocio en Asia. En EE.UU. ya tiene representación el Bayer de Munich, el Manchester City está muy implantado con un equipo propio en la MLS -New York City FC- y otros grandes ingleses, como Manchester United, Arsenal o Liverpool, tienen una presencia amplia.

El gran rival del Barça en la liga española y en la cima del fútbol mundial, el Real Madrid, no rehuye esa pelea. Después de consolidar la oficina que ya ha abierto en Pekín, el club blanco reconoce que el siguiente paso podría ser EE.UU. A pesar de no tener sede física, la relación del Real Madrid con EE.UU. es sólida, con diversos patrocinios, un contrato que gestiona sus giras de verano y alianzas con empresas tecnológicas para fortalecer su posición en redes sociales.

¿Qué buscan los clubes en este mercado? En primer lugar, nuevos patrocinadores. El Barça persigue nuevos espónsors para su camiseta y para rebautizar su estadio y algunas marcas estadounidenses podrían tener el potencial para hacerlo. El Real Madrid está a punto de anunciar un tercer patrocinador en este mercado y se plantea buscar nuevas alianzas para la renovación del Santiago Bernabéu, aunque sin afectar al nombre.

Otros ingresos vienen de las escuelas de fútbol. El Barça tiene 24 en todo el mundo, entre ellas una en Florida y está a punto de abrir otras más en EE.UU., entre otras, una en Carolina del Norte, ya lista, y otra en Nueva York. Es un negocio jugoso, los padres de los niños pagan cifras muy altas para que sus hijos aprendan a jugar en estas escuelas, pero el Real Madrid no ha entrado en él, porque considera que puede ser una confusión para los niños hacerles creer que forman parte de la cantera de un equipo grande.

Lo que sí desarrolla el club merengue es una red de restaurantes temáticos, con nueve locales que se abrirán en los próximos tres años. El primero de ello, el año que viene, en Miami.

El Real Madrid calcula que EE.UU. supone unos ingresos anuales cercanos a los cien millones de dólares. El Barça prefiere no dar cifras, pero asegura que es su segundo mercado prioritario, después de China, y espera que contribuya al objetivo de unos ingresos globales de 1.000 millones de euros para el año 2021. Como el próximo sábado 3 de diciembre, en este terreno también se verán las caras los dos mejores equipos del mundo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios